Internacional

El Reino Unido pide perdón a «escudos humanos» de Sadam Husein hace 30 años

Desde hace 30 años, estos exrehenes pedían saber de qué informaciones disponía el gobierno británico, al que exigían responsabilidades.

Inglaterra, 24 noviembre 2021.-

El gobierno británico pidió disculpas el martes a unos pasajeros de British Airways que en 1990 sirvieron de escudos humanos al presidente iraquí Sadam Husein, reconociendo no haber advertido a la aerolínea de que Irak iba a invadir Kuwait, donde el avión hacía escala.

El vuelo BA149, procedente de Londres y con destino a Kuala Lumpur, hizo escala en Kuwait City el 2 de agosto de 1990, pocas horas después de la invasión que dio lugar a la guerra del Golfo.

Sus pasajeros fueron retenidos durante días en un hotel vigilado por el ejército iraquí antes de ser trasladados a Bagdad y utilizados como «escudos humanos» en lugares estratégicos.

Algunos de los 367 pasajeros y tripulantes pasaron más de cuatro meses cautivos, ubicados en instalaciones que podían ser blanco de las fuerzas de la coalición occidental.

Desde hace 30 años, estos exrehenes pedían saber de qué informaciones disponía el gobierno británico, al que exigían responsabilidades.

El martes, la ministra de Relaciones Exteriores, Liz Truss, declaró ante el parlamento que el embajador británico en Kuwait había informado a Londres de la invasión iraquí hacia la media noche, es decir tras el despegue del avión.

Pero no se transmitió ninguna advertencia a British Airways, que podría haber desviado el vuelo.

«La llamada (del embajador) nunca se divulgó o reconoció públicamente hasta ahora», reconoció Truss, considerándolo «inacceptable».

«En mi calidad de ministra actual, pido disculpas en la cámara y expreso mi más profunda simpatía a quienes fueron retenidos y maltratados», agregó.

Truss negó sin embargo las acusaciones de un libro publicado en el Reino Unido, titulado «Operation Trojan Horse», según el cual el gobierno utilizó el vuelo -retrasado dos horas oficialmente por «problemas técnicos»- para desplegar a nueve agentes de inteligencia en Kuwait, pese al riesgo que representaba para los civiles.

Según su autor, Stephen Davis, la inteligencia de Estados Unidos había anunciado a Londres la inminente invasión iraquí.

Uno de los exrehenes, Barry Manners, de 55 años, rechazó las disculpas del gobierno, al que acusa de mentir sobre los agentes británicos.

«¿Qué diablos eran entonces? ¿Miembros de un equipo de rugby?», fustigó. «Bastaba con mirarlos, yo sé que eran militares», agregó.

La aerolína, acusada de negligencia y ocultación, celebró que «estos documentos confirmen que British Airways no había sido advertida de la invasión» de Kuwait por Irak.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba