Internacional

Presidente de EEUU acelera en la lucha contra el coronavirus

El demócrata, que considera que «no tiene tiempo que perder» en la lucha contra el coronavirus, tiene previsto firmar 10 decretos y otras directivas para acelerar las campañas de vacunación

Washington, 21 de enero de 2021.-

Recién instalado en la Casa Blanca, Joe Biden va a dedicar su primera jornada completa en la presidencia, el jueves, a su prioridad más urgente, la lucha contra la pandemia, que ya se ha cobrado más de 400.000 vidas en Estados Unidos.  

El demócrata, que considera que «no tiene tiempo que perder» en la lucha contra el coronavirus, tiene previsto firmar 10 decretos y otras directivas para acelerar las campañas de vacunación y detección.

«Durante casi un año, los estadounidenses no pudieron encontrar ninguna estrategia, y mucho menos un enfoque integral para hacer frente al covid», afirmó Jeff Zients, quien coordina la respuesta contra la pandemia del flamante gobierno.

«Todo esto cambiará», dijo a los periodistas.   La nueva administración estadounidense agradeció el jueves a la Organización Mundial de la Salud (OMS) su papel de liderazgo en la lucha contra la pandemia y le aseguró su apoyo financiero, un giro de 180 grados en la estrategia respecto a la mantenida por el expresidente Donald Trump.

Los datos

Estados Unidos, que anunció su regreso a la OMS el miércoles, «tiene la intención de cumplir con sus obligaciones financieras con la organización», aseguró el inmunólogo Anthony Fauci en una reunión del consejo ejecutivo de la agencia de la ONU.  

En las horas posteriores a jurar el cargo el miércoles, Biden había puesto fin a la salida de Estados Unidos de la OMS dispuesta por Donald Trump.  

Decidido a dejar claras las diferencias con su predecesor desde el principio, el 46° presidente estadounidense también emitió un decreto para hacer obligatorio el uso de la mascarilla en los edificios federales.  

El mandatario advirtió en su discurso de inauguración que el COVID-19 está a punto de alcanzar su «fase más dura y mortífera» y llamó a los estadounidenses a «dejar la política a un lado» para enfrentar juntos este «oscuro invierno».  

Biden, de 78 años, espera convencer a los congresistas republicanos de que aprueben un nuevo paquete de estímulo de 1,9 billones de dólares destinado a amortiguar los efectos de la pandemia en la economía.  

El plan incluye cheques para las familias, fondos para reabrir escuelas, dinero para agilizar pruebas y vacunas, efectivo para pequeñas empresas y más ayuda alimentaria: las medidas deben evitar que el país se hunda más en la crisis.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba