Gobierno proyecta que juicio del Silala decidir√° sobre aguas compartidas entre Bolivia y Chile

El agente Jaime Aparicio condenó que las amenazas del expresidente Evo Morales hayan precipitado el juicio contra Bolivia. Dijo que el país ingresó en este proceso sin contar con un sólido respaldo científico ni técnico.

El agua del Silala fluye hacia territorio chileno a través de un sistema de canales artificiales. Foto: La Razón - archivo

El agua del Silala fluye hacia territorio chileno a través de un sistema de canales artificiales.

La Paz, 15 de febrero de 2020

La ilusi√≥n de la soberan√≠a plena sobre los recursos h√≠dricos del Silala se esfuma. La Canciller√≠a, mediante un comunicado, advirti√≥ ayer que durante la gesti√≥n de Evo Morales se admiti√≥ que parte de este flujo es de curso internacional y este viernes el agente de Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), Jaime Aparicio, fue m√°s concluyente al se√Īalar que la discusi√≥n que queda es sobre aguas compartidas, bajo el criterio de que “Bolivia no tiene la soberan√≠a sobre el 100% de esas aguas”.

“Este litigio entre la Corte Internacional de Justicia se inici√≥ durante la gesti√≥n de Evo Morales¬† y en sus actuados procesales (Contramemoria) se admiti√≥ que una parte de las aguas del Silala fluye de manera natural hacia Chile y constituyen un curso de agua internacional”, se√Īala el comunicado, donde adem√°s se anuncia que “cualquier entrega de este flujo a Chile estar√≠a sujeto a un acuerdo entre partes que implicar√≠a una compensaci√≥n”.

Hoy, Aparicio fue m√°s preciso y, en una entrevista con la red Unitel, dijo que debido a la “gran irresponsabilidad” con que el anterior gobierno llev√≥ adelante este proceso, lo que queda a futuro es una discusi√≥n sobre aguas compartidas entre Bolivia y Chile.

‚ÄúSe evidencia que una parte de las aguas del Silala son compartidas, es decir que hay un flujo natural de agua que va desde Bolivia hasta Chile. ¬†Y esa es la situaci√≥n que nosotros hemos recibido. O sea que, para aclararle a los bolivianos y para trabajar con la verdad en este caso, debemos decir que lo que est√° en discusi√≥n ya no es si estas aguas son compartidas, lo que est√° en discusi√≥n son otros temas a partir de ahora , como son los canales artificiales, el curso artificial del agua, los bofedales, temas de medio ambiente , temas de c√≥mo Bolivia puede usar su parte de agua”, se√Īal√≥.

Luego concluy√≥: “Lo que est√° en discusi√≥n son todav√≠a muchos aspectos, pero lo que se ha consolidado, lo que ya no esta en discusi√≥n, es que son aguas compartidas, es decir que Bolvia no tiene la soberan√≠a sobre el 100% de esas aguas”. Detall√≥ que esa conclusi√≥n deriva de la primera fase del proceso, donde se agotan las evidencias, y dijo que no puede hacer mayores referencias sobre un caso que est√° en pleno desarrollo.

Antes, recordó que el juicio que inició Chile contra Bolivia por el tema del Silala fue efecto de las provocaciones y amenazas que hizo contra ese país el expresidente Evo Morales, sin que su gobierno se hubiera preparado científica ni técnicamente para enfrentar un juicio de esta naturaleza.

El 23 de marzo de 2016, durante los actos por el D√≠a del Mar, Morales anunci√≥ que instruy√≥ a la Direcci√≥n de Reivindicaci√≥n Mar√≠tima (Diremar) analizar el inicio de un juicio contra Chile por el uso de las aguas del Silala, luego de denunciar que “cada d√≠a Chile se aprovecha ilegal y arteramente de este recurso natural sin compensar ni un centavo. Este acto abusivo y arbitrario que vulnera nuestro patrimonio no puede continuar”.

Ese mismo a√Īo Chile demand√≥ a Bolivia para que la CIJ declare que el‚ÄąSilala es un ‚Äúr√≠o internacional‚ÄĚ y de uso ‚Äúequitativo‚ÄĚ, tesis que es rechazada por Bolivia, que defiende la soberan√≠a sobre ese recurso desviado hacia territorio chileno a trav√©s de una canalizaci√≥n artificial construida hace m√°s de un siglo, para alimentar las locomotoras de una empresa ferroviaria brit√°nica cuya concesi√≥n ya no existe hace d√©cadas.

Ayer, la canciller Karen Longaric y el agente Aparicio se reunieron con los abogados internacionales de Bolivia para recibir y analizar información sobre la demanda de Chile respecto a la disputa sobre el estatus y uso de las aguas del Silala.

Aparicio destacó el trabajo que se realiza en Países Bajos con la canciller y Elmer Calderón, actual titular de la Diremar (la razón)