ENTREGAN RESULTADOS DE ESTUDIO DE CALIDAD DEL AIRE POR MATERIAL PARTICULADO SEDIMENTABLE EN ANTOFAGASTA

Jueves, 15 enero del 2020.-

Luego de dos años de investigación, hoy se dieron a conocer los resultados del “Estudio de calidad del aire por presencia de material particulado sedimentable (MPS) en Antofagasta”, los que permiten determinar que los niveles de MPS se encuentran por debajo de los valores de la  normativa internacional aplicada.

El estudio fue gestionado por el Gobierno Regional y coordinado técnicamente por la Secretaría Regional del Medio Ambiente, con el objetivo de contar con una evaluación de la calidad del aire por la presencia de material particulado sedimentable (MPS); material particulado respirable MP10 y MP2,5; junto con identificar y evaluar un conjunto de medidas de reducción de emisiones, a ser implementadas por las actividades económicas presentes en el área de estudio.

La empresa WSP (Ex POCH) – DFM Consultores Ambientales, ejecutores del estudio, precisan en su informe que debido a que no se encontró normativa vinculada con la protección de la salud de las personas  y luego de revisar la totalidad de las normas que se identificaron para el MPS, se utilizaron las normas más restrictivas con aplicabilidad para “áreas residenciales”, las que están generalmente asociadas al concepto de molestia que causan estas partículas a las personas; y para el caso de elementos de interés en el MPS, se utilizaron normas cuyo objetivo es la protección de la fertilidad del suelo, vegetación y agua, lo que en última instancia conduce a la protección humana y salud animal.

Así también se aclara que se requiere contar con 1 año de mediciones para evaluar de modo referencial las normas anuales; sin embargo;  el promedio de los 6 meses de la campaña ejecutada en este estudio, entrega información muy relevante.

En un análisis cuantitativo, la consultora precisó que el promedio más alto de material particulado sedimentable se encontró en la estación instalada en la plazoleta del edificio MOP; seguido de la que se ubica en el Hogar Universitario UCN (sector Coviefi) y en el Liceo Oscar Bonilla (norte).

Sin embargo, se indicó que las tasas de sedimentación mensual de MPS no superan la normativa referencial más restrictiva en zonas residenciales (Wyoming, Nueva York con un límite de 170 mg/m2día). Asimismo, agrega que los promedios de los muestreos en todos los sitios de monitoreo, no superaron el valor de la norma referencial anual de MPS más restrictiva en zonas residenciales, siendo esta norma la de New South Wales, de Australia, con un límite de 133 mg/m2día.

Los resultados de los elementos de interés arrojan que los niveles de Zinc y Cadmio en el sector MOP superan los valores anuales de la Ordenanza Sobre Control de Contaminación del Aire (OAPC), 1985, siendo estos 0,4 mg/m2día y 0,002 mg/m2día para de Zinc y Cadmio, respectivamente. Resultado que se estima podría estar relacionado con las actividades que ocurren en las cercanías del sitio MOP.

Adicionalmente, el estudio realizó una comparación entre una campaña de monitoreo realizada durante diciembre de 2015 y noviembre del 2016, con los niveles de elementos de interés registrados en el actual estudio. En la ocasión, se estableció que el plomo estaba sobre el valor de la norma de referencia utilizada, a diferencia de la nueva campaña que se observa bajo dicho valor. Además se observó que los valores de Zinc, Cobre, Plomo, Fierro y Manganeso, registraron valores más bajos que la campaña anterior, lo que se podría asociar a las mejoras tecnológicas implementadas entre los periodos de monitoreo, en el marco del Acuerdo de Producción Limpia (APL) Logístico Minero Portuario de Antofagasta.

En este sentido el Intendente Edgar Blanco, valoró los resultados e indicó que esto mantiene el desafío de bajar aún más las tasas de material particulado en la ciudad.

“El avance que muestra el estudio junto con ser positivo da cuenta que cuando existe voluntad y trabajamos de manera mancomunada con alianzas público-privadas, podemos lograr importantes mejoras al entorno, a la calidad de vida y los espacios de Antofagasta. Quiero celebrar el que se haya desarrollado el Acuerdo de Producción Limpia en la ciudad y al mismo tiempo llamar a las empresas participantes a seguir trabajando y avanzando con mejores tecnologías, para hacer de Antofagasta una comuna más sustentable y amigable con quienes la habitamos”, comentó la autoridad.

En detalle, el informe aclara que el 50% del aporte al MPS proviene del polvo basal y el 17% corresponde a aerosol marino, por lo que se considera que un 67% del MPS tiene origen de fuentes naturales en el área de estudio. Por otra parte, el modelo indicó aportes del tráfico vehicular (12%), del manejo de graneles mineros (10%), de la fundición de cobre (5%), de fuentes industriales (4%) y de la combustión de embarcaciones (2%) presentes en la bahía.

La investigación, financiada por el Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR), concluye además que los niveles registrados para el material particulado respirable (MP10) y material particulado respirable fino (MP2,5) están por debajo de la normas nacionales. (D.S. N°59/1998 del MINSEGPRES y D.S. N°12/2011 del MMA).

Cabe precisar que en la ciudad existen estaciones de monitoreo públicas, ubicadas en el Liceo Industrial A–16, CESFAM Rendic y la COMPIN (Ex Servicio Oncológico del Hospital Regional), en las cuales no se registra superación de la norma para ambos contaminantes (MP10 y MP2,5).

En tanto, los resultados de los elementos de interés en el MP10 arrojan que los niveles de Níquel y Cadmio no superan los valores anuales de la Unión Europea. El Plomo tampoco supera el valor de la norma nacional, D.S. N°136/2001 del MINSEGPRES; sin embargo, en Hogar Universitario UCN se observan resultados sobre el valor de la norma anual de Arsénico, mientras que en Lecya, se registró prácticamente el mismo valor de la norma.

Para el seremi del Medio Ambiente, Rafael Castro los resultados obtenidos son importantes y necesarios para la toma de decisiones y precisó que “seguiremos trabajando junto a todos los actores involucrados, de modo transparente y participativo, para disminuir aún más las emisiones provenientes del tráfico vehicular, del manejo de graneles mineros y fundición de cobre, de tal manera de seguir reduciendo los niveles actuales, en especial del MPS registrado en el sector MOP”, concluyó.

Las conclusiones finales del estudio FNDR, fueron dados a conocer a través de talleres de difusión a autoridades regionales, miembros del Consejo Regional, representantes de servicios públicos y empresas ubicadas en el área de estudio, juntas de vecinos, representantes de establecimientos educacionales, juntas de vecinos, entre otros.

El informe completo se encontrará disponible para consultas en la página web del Ministerio del Medio Ambiente