La última imagen de Kim Kardashian y Kanye West que demuestra que la socialité ya no es la misma

kanye

Nueva York (EE.UU.), martes 20 de noviembre, 2019

Kim Kardashian y Kanye West siguen estando en el foco mediático gracias al drástico cambio de vida que ambos están experimentando. El rapero, que acaba de publicar su último trabajo de estudio, Jesus is King, ha cambiado de registro musical además de experimentar un profundo cambio de valores. Convertido en predicador, el intérprete de All lof the Lights ha hablado de esta transformación interior que, del mismo modo, está tocando de lleno su esfera personal: “Ahora que estoy sirviendo a Cristo, mi trabajo es propagar el gospel, dejar que la gente sepa lo que Él ha hecho por mí”, aseguraba el cantante en una sincera entrevista concedida a Beats 1, el programa musical de Apple Music. Esta nueva vertiente religiosa y artística se suma al ambicioso proyecto de West de convertirse en el futuro presidente de los Estados Unidos, aspecto que también explicó en este encuentro con los medios: “Sí, algún día seré presidente de los Estados Unidos”.

Kanye West y Kim Kardashian en su último servicio religioso en Lakewood

Kanye West y Kim Kardashian en su último servicio religioso en Lakewood

Por si eso fuera poco, la última aparición de la estrella en la iglesia de Lakewood, durante un servicio comunitario, no ha hecho más que echar más leña al fuego después de que Kanye se autoproclamara “El mejor artista que Dios ha creado”. Una afirmación que, como era de esperar, ha copado innumerables titulares de la prensa internacional que no dejan de analizar el giro extremo que ha experimentado la realidad del marido de Kim Kardashian desde que, como el mismo ha asegurado, llegara a tocar fondo: “Cuando estaba en el punto más bajo de mi vida, Dios estuvo ahí, enviándome misiones e inspirándome. Recuerdo haber estado en el hospital de UCLA después de padecer un colapso mental y ahí estaba yo, dibujando una iglesia y queriendo iniciar una en el centro de Calabasas”, confesaba en el mismo servicio.

Sin embargo, West no ha sido el único que ha sorprendido a sus admiradores y a los medios. Desde que se entregara de lleno a esta ‘misión espiritual’ Kim Kardashian también parece cambiada. Desde las polémicas declaraciones de su marido, en las que aseguraba sentirse incómodo por la forma de vestir de su pareja, Kim ha dejado de lado el estilo sexy con el que deslumbraba en cada una de sus apariciones frente a los medios y en las publicaciones de los social media. A pesar de que, en su día, la socialité plantó cara a las críticas de Kanye, como se vio en su show KUWTK: “Solo porque ahora tu estés en un viaje espiritual que te está transformando como persona, no significa que yo deba estar en el mismo punto que tú”, lo cierto es que, Kim ha cedido a los deseos de su marido cambiando totalmente de registro estilístico. Así lo confirmaba en su programa: “Estoy de acuerdo [con Kanye]. Pero siempre voy a ser yo. Simplemente, estamos debatiendo qué es demasiado y qué no. Soy madre de cuatro hijos y el próximo año cumplo 40. ¿Cuándo es el momento de parar?”. Un momento que parece haber llegado a juzgar por los últimos looks de la empresaria beauty.