Sala Cuna Mis Pasitos mejorará infraestructura

Fondo Concursable Manos a la Obra Finning en Sala Cuna Calama finalCalama, 14 noviembre del 2019.-

El establecimiento es uno de los 7 ganadores del Programa de Fondos Concursables “Manos a la obra” 2019 de Finning Sudamérica. La iniciativa, que por octavo año se desarrolla exitosamente, tiene la particularidad de que participan como voluntarios los trabajadores de la empresa junto a sus familias.

Una de las estrategias para contribuir al desarrollo sostenible de las regiones donde Finning opera es, precisamente, permitir que sus empleados postulen proyectos que vayan en directo beneficio de la comunidad en que habitan y (o) trabajan. Las iniciativas que resultan ganadoras son financiadas por la empresa y se llevan a cabo con la colaboración de los trabajadores voluntarios de Finning y sus familias, quienes también  se involucran con entusiasmo en esta tarea.

En Calama, se trabajará en la sala cuna “Mis Pasitos”, en la población Nueva Alemania. Allí Finning levantará un cierre perimetral, obras en su interior para mayor seguridad y se habilitará una sala de amamantamiento y de primeros auxilios, beneficiando actualmente a 20 lactantes, a sus familias y a todo el personal que labora en el lugar.

Al respecto, Yennifer Greve Directora Sala Cuna Mis Pasitos, señaló: “El financiamiento que recibe nuestro establecimiento no cubre todas las necesidades que tenemos, por ello es clave el aporte que estamos recibiendo hoy por parte Finning. Con sentimientos de profunda gratitud y emoción, agradezco -junto con todo el equipo técnico pedagógico- el gesto de solidaridad de la empresa y, especialmente, de sus trabajadores voluntarios quienes laboran en el contrato de la División Ministro Hales.

Otro proyecto ganador es “Jugando Me Rehabilito” y se llevará a cabo en La Serena, lugar en que se instalará una plaza activa para personas con discapacidad a fin de apoyarlas en sus terapias grupales sensomotrices y de sociabilidad. Ello en el marco de los programas que realiza la ONG Fortezza, una Corporación para la “Rehabilitación y Educación del Discapacitado” que viene trabajando en ello desde el año 2003.

 

La implementación de una sala kinésica es la obra a realizarse en Antofagasta. Ella irá en directo beneficio de las personas que padecen síndrome de Down y su objetivo es estimularlos entregándoles herramientas motrices que les brinden mayor independencia.

 

El último de los proyectos en Chile será en Iquique, donde se mejorarán los espacios físicos y se asesorará a los socios de la “Fundación Niños en la Huella” de la Población Jorge Inostroza, para que obtengan recursos de manera sostenible, y así reciban y atiendan a más menores en condiciones de alta vulnerabilidad y riesgo social en la ciudad.