Por qué en EE.UU. consideran a la nueva app favorita de los jóvenes como una amenaza a la seguridad nacional

aplicacion

Hollywood (EE.UU.) lunes 29 de octubre, 2019

TikTok, la herramienta con la que millones de adolescentes editan parodias musicalizadas de hasta 60 segundos, está en la mirilla de los legisladores de la Casa Blanca.

El senador demócrata Chuck Schumer, líder de la minoría en el Senado, y el republicano Tom Cotton pidieron a la Dirección de Inteligencia Nacional que evalúe los riesgos de seguridad nacional de Tik Tok y otras plataformas de propiedad china. Los políticos pertenecen a extremos opuestos del espectro político de Estados Unidos, pero en esta ocasión comparten una preocupación común.

A través de un comunicado, ambos manifestaron que estas aplicaciones podrían utilizarse para espiar a ciudadanos estadounidenses o influenciar a los votantes en las elecciones del próximo año, al igual que los rusos manipularon las redes sociales de Estados Unidos durante la campaña de 2016.

“Con más de 110 millones de descargas solo en Estados Unidos, TikTok es una potencial amenaza de contrainteligencia que no podemos ignorar”, sostuvieron los legisladores.

Si bien la aplicación no funciona en China, (allí la compañía ofrece una versión similar llamada DouYin) y los datos se almacenan en de Estados Unidos, Schumer y Cotton advierten que la empresa matriz de TikTok, ByteDance, tiene su sede en Beijing y esto la obligaría a cumplir con la legislación asiática.

Los legisladores temen que la compañía pudiera verse forzada a “apoyar y cooperar con el trabajo de inteligencia controlado por el Partido Comunista Chino”. Y considerando que TikTok recopila datos personales sustanciales de sus millones usuarios, esto la convertiría, según ellos, en un riesgo de seguridad nacional,.

También destacaron que los teléfonos inteligentes y computadoras pueden ser una puerta fácil de para los espías de Beijing.

TikTok se defendió de las acusaciones. “Ninguno de nuestros datos está sujeto a la ley china. Además, contamos con un equipo técnico enfocado en adherirnos a políticas sólidas de ciberseguridad y prácticas de privacidad y seguridad de datos”, respondió el viernes en un comunicado, donde también explicó que todos los datos de los usuarios estadounidenses se almacenan en Estados Unidos y se respaldan Singapur.

Por otro lado, la empresa aprovechó para negar las acusaciones de censura sobre contenido relacionado con China. “El gobierno chino nunca nos ha pedido que eliminemos ningún contenido y no lo haríamos si se nos solicita”, dijo.

De acuerdo con BuzzFeed, la solicitud Schumer y Cotton para investigar a TikTok se produjo una semana después de que Mark Zuckerberg afirmara que la aplicación estaba bloqueando el contenido pro-Hong Kong de los usuarios estadounidenses.

Los legisladores aseguraron que existen informes indican que la aplicación recorta materiales considerados políticamente sensibles para el Partido Comunista Chino, como referencias a la Plaza Tiananmen, la independencia tibetana y taiwanesa, y el tratamiento de los uigures.

En el mismo sentido, semanas atrás, The Washington Post destacó la ausencia de publicaciones sobre las protestas de Hong Kong en TikTok, en comparación con otras redes sociales como Twitter y Facebook.

También, The Guardian se sumó a esta acusación con un artículo que cuestiona las pautas locales de moderación de TikTok sobre contenido pro-LGBT. “La aplicación de redes sociales propiedad de chinos prohíbe dicho contenido incluso en países donde la homosexualidad nunca ha sido ilegal”.