SISS instruye medidas preventivas para Fiestas Patrias

La Superintendencia de Servicios Sanitarios mandató a las concesionarias el adoptar medidas preventivas para minimizar riesgos en la continuidad del suministro de agua potable y alcantarillado.

FiscalizaciónMiércoles, 18 septiembre del 2019.-

Llegó el largo feriado de Fiestas Patrias, por lo cual la Superintendencia de Servicios Sanitarios instruyó a todas las empresas sanitarias que entregan servicios en las áreas urbanas concesionadas, adoptar todas las medidas necesarias para mantener la continuidad de los servicios de agua potable y aguas servidas.

Al respecto, el seremi de Obras Públicas, Edgar Blanco, argumentó que lo anterior responde a una medida preventiva ante el aumento de la demanda sobre estos servicios, como consecuencia del número de visitas que se espera, por ejemplo en los balnearios a lo largo del país.

“En este sentido se instruyó a Aguas Antofagasta asegurar el suministro de agua potable para toda la población, revisar la operatividad de los grifos contra incendio ubicados en la cercanía a los sitios donde se ubicarán fondas y ramadas, disponer del personal suficiente en la eventualidad de generarse emergencias como cortes de agua potable o rebalse de colectores de aguas servidas, revisar la operatividad de la infraestructura de alcantarillado, en especial de las Plantas Elevadoras de Aguas Servidas y asegurar la operatividad de los sistemas de tratamiento y disposición de aguas servidas”, explicó.

CONTINUIDAD

La SISS solicitó a las concesionarias asegurar entre el 13 y 21 de septiembre la continuidad del suministro de agua potable a todos sus clientes y estar preparados, disponiendo de todos los recursos necesarios, para atender eventuales situaciones que puedan afectar la calidad del servicio a la comunidad. Las empresas deben asegurar el suministro de agua potable a toda población, por lo cual las causas de falla en los sistemas de producción o de equipos no serán aceptadas. En caso de fallas de matriz, éstas deberán ser resueltas en el menor tiempo posible, por lo que se debe disponer de personal propio o contratista de turno.

También se debe sostener la calidad del servicio de distribución de agua potable, ante los probables momentos de alto consumo, habituales en víspera de feriados de fines de semana largos, así como la continuidad del servicio de alcantarillado en todas las localidades de la región que formen parte de su concesión, principalmente en el funcionamiento de las plantas elevadoras de aguas servidas.

 Cabe recordar que la SISS fiscaliza a 59 empresas sanitarias, cuyas áreas de concesión considera a 397 localidades de las 16 regiones del país, 5,3 millones de hogares, y atienden a un universo de 16 millones de habitantes, que representa la casi totalidad de la población urbana del país.