Mercado norteamericano espera seguir bien abastecido por caída de Saudí

petroleoMartes, 17 septiembre del 2019.-

El secretario estadounidense de Energía, Rick Perry, confió en Viena que el mercado petrolero mundial siga bien abastecido pese a la caída de la producción en Arabia Saudí tras un ataque a sus refinerías y reiteró que es pronto para recurrir a la Reserva Estratégica de Petróleo (SPR).

“El presidente (Donald Trump) me ha dicho que, si es necesario, libere petróleo de la SPR para compensar posibles interrupciones (de suministro). Pero viendo los datos de abastecimiento, tenemos confianza en que el mercado permanezca bien abastecido”, declaró Perry en un encuentro con un reducido grupo de periodistas.

El titular del departamento de Energía sostuvo que el mercado petrolero actual es más resistente que hace diez años, por lo que puede afrontar esta situación en mejores condiciones.

“Este mercado es considerablemente más elástico, flexible y resistente, lo que lo hace menos dependiente a las acciones de milicias o países ricos en petróleo, como Irán o Venezuela”, afirmó.

Actualmente, EEUU tiene reservas de 645 millones de barriles para casos de emergencia, según Perry, que precisó que Arabia Saudí cuenta también con 188 millones de barriles en su inventario.

En total, según sus cálculos, hay 1.500 millones de barriles de petróleo en las reservas mundiales, una cantidad que, según él, ofrece garantías a los mercados.

Perry incluso dejó abierta la posibilidad de que no se recurra a la SPR al afirmar que la petición de Trump de utilizar las reservas “si fuera necesario” es “un término muy flexible”.

El secretario de Energía volvió a culpar a Irán del ataque contra Arabia Saudí, algo que ya hizo ayer en su discurso ante la Conferencia General del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), que se reúne esta semana en la capital austríaca.

“Lo reitero, esto no es sólo un ataque a Arabia Saudí, fue un ataque a la economía global, que pretendía crear caos y desorden en el mercado mundial de la energía”, sostuvo.

Perry no pudo ofrecer datos sobre cuánto duraría la interrupción del suministro en Arabia Saudí, que debido a un ataque con drones contra dos refinerías ha perdido momentáneamente la mitad de su bombeo, unos 5,5 millones de barriles diarios.

Como estimación basada en fuentes públicas indicó que la interrupción de suministro podría durar “dos o tres semanas”.

“La comunidad internacional debe unirse para mandar el mensaje a Irán de que esto es inaceptable”, insistió Perry.

Los precios internacionales del crudo subieron el lunes alrededor del 10 % debido al ataque el sábado.

El pasado domingo, Trump autorizó la liberación de petróleo de la reserva estratégica de EEUU para que, si es necesario, se garantice el suministro mundial.

Esta reserva fue creada en 1975 después del embargo árabe de petróleo que elevó los precios y provocó una aguda crisis económica. Su objetivo es evitar futuras interrupciones en el suministro mundial de crudo.

Los ataques contra las refinerías saudíes fueron reivindicados por los rebeldes hutíes yemeníes, apoyados por Irán; pero, el sábado, el secretario de Estado, Mike Pompeo, responsabilizó directamente a Teherán.

El gigante petrolero saudí Aramco, el principal del mundo, ha indicado que pasarán varias semanas hasta que sus instalaciones vuelvan a operar con normalidad, lo que hace temer las consecuencias que ello pueda tener en el suministro mundial de crudo.