Johnson lanza ofensiva por elecciones generales para salir del bloqueo del ‘brexit’

Según el portavoz oficial, el primer ministro hablará directamente al público, exponiendo la elección vital a la que se enfrenta ese país.

Boris Johnson en la residencia del primer ministro en Londres, este jueves. Foto: AFP

Boris Johnson en la residencia del primer ministro en Londres, este jueves. Foto: AFP

 

Viernes, 6 de septiembre de 2019

El primer ministro británico, Boris Johnson, lanzó este jueves una ofensiva para lograr las elecciones anticipadas que el parlamento le denegó la víspera, tras perder su mayoría y verse empujado a pedir un nuevo aplazamiento del “brexit”.

Arrinconado en una posición insostenible, su ejecutivo anunció, el día después de que la Cámara de los Comunes rechazara la propuesta de organizar comicios anticipados, que presentará una nueva moción para que sea votada el lunes.

Además, el primer ministro “hablará hoy directamente al público, exponiendo la elección vital a la que se enfrenta nuestro país”, anunció su portavoz.

Johnson intervendrá en un evento en Yorkshire, en el norte económicamente desfavorecido y mayoritariamente probrexit de Inglaterra, tras recibir en Londres al primer ministro israelí Benjamin Netanyahu y al vicepresidente estadounidense Mike Pence.

Y su foco estará en convencer a la opinión pública de que le dé un nuevo mandato tras las humillantes derrotas que le infligió el parlamento.

La Cámara de los Comunes aprobó el miércoles una ley que obligaría al ejecutivo a solicitar una nueva prórroga del “brexit” a Bruselas a falta de un acuerdo el 19 de octubre y rehusó convocar legislativas anticipadas el 15 de octubre.

Johnson recibió además el jueves un golpe personal: su hermano menor, Jo Johnson, anunció que dejaba el gobierno y el parlamento por la “tensión irresoluble” entre su “lealtad familiar” y “el interés nacional”.

“No podemos confiar” en Johnson

Decidido por referéndum de 2016, el “brexit” debía tener lugar el pasado marzo pero ante el reiterado rechazo del parlamento al acuerdo negociado por Theresa May este fue retrasado hasta el 31 de octubre.

Johnson llegó al poder en julio prometiendo que sacaría al país de la Unión Europea en la fecha prevista, con o sin acuerdo. Y se resiste a pedir una nueva prórroga. “El primer ministro no lo hará”, aseveró su portavoz.

En su lugar, quiere convocar legislativas ya, tras perder el martes la mayoría parlamentaria por la rebelión de 21 de sus diputados.

Pero para ello necesita el acuerdo de dos tercios de los diputados y la oposición no quiere acordárselo hasta estar seguros que la ley contra un “brexit” sin acuerdo es ratificada.

Para convencerlos, el ejecutivo se “comprometió” a no bloquear el texto en la cámara alta, donde debe ser aprobado el viernes.

“El problema es que en este momento no podemos confiar en que Boris Johnson cumpla con cualquier compromiso o acuerdo que podamos construir”, aseguró a la radio BBC el laborista John McDonnell.

E incluso cuando obtenga la garantía de que se pedirá el aplazamiento a Bruselas, la principal fuerza de oposición podría preferir unas elecciones tras el 31 de octubre, en lugar del día 15.

INFO1

“No hay negociaciones” según la UE   

La fecha no es baladí: el Consejo Europeo se reúne el 17 y 18 de octubre y los laboristas no quieren que el conservador pueda llegar a Bruselas reforzado por una nueva mayoría absoluta.

Además, unas elecciones tardías aventajarían a la oposición, dado que Johnson debería presentarse habiendo incumplido su gran promesa: no pedir más aplazamientos y sacar al Reino Unido de la UE a toda costa.

El primer ministro defiende que es posible alcanzar un nuevo acuerdo con los 27 antes de finales de octubre, pero estos se declaran pesimistas y aseguran que el negociador británico David Frost no presentó nuevas propuestas.

“No hay negociaciones reales en Bruselas, a pesar de que la puerta de la UE sigue abierta. Está claro que la estrategia deshonesta de Johnson está diseñada para empujar al Reino Unido al borde del abismo de un “brexit sin acuerdo”, afirmó el eurodiputado ecologista Philippe Lamberts tras una reunión el miércoles con el negociador jefe europeo Michel Barnier.

Lanzando aparentemente la campaña electoral, el ministro de Finanzas, Sajid Javid, defendió el ambicioso presupuesto presentado la víspera, que prevé un aumento de 13.800 millones de libras en el gasto público, especialmente en educación y sanidad, los grandes temas defendidos por la oposición laborista.

“Se centra en las prioridades de la gente”, afirmó en una entrevista con la BBC.

Mientras tanto, la batalla continúa en los tribunales: una corte de Londres examinaba el jueves una demanda contra la decisión de Johnson de cerrar el parlamento entre la semana próxima y el 14 de octubre.