Comenzó tercera etapa del proyecto de arborización en el centro penitenciario de Antofagasta

Reunión sostenida entre el seremi de Agricultura y el alcaide de la unidad penal dio el vamos a la última instancia contemplada en este proyecto enmarcado en el plan nacional de arborización “Un chileno, un árbol” y que, en este caso, en particular, apela a la reinserción social de un grupo de internos de buena conducta del recinto.

20190703_111059Antofagasta, 13 agosto del 2019.-

Esta semana comenzó a forjarse la última etapa de una de las iniciativas emblemáticas del programa de arborización “Un chileno, un árbol” en la región de Antofagasta.  Se trata del proyecto que está arborizando el Centro de Cumplimiento Penitenciario Concesionado ubicado en el sector del Nudo Uribe, en pleno desierto de Atacama, para lo cual el Ministerio de Agricultura, a través de la Corporación Nacional Forestal comprometió la entrega de 211 ejemplares de especies arbustivas a la administración del recinto, para que fuesen los propios internos los que se comprometieran con el hermoseamiento del lugar, situación que desde un comienzo se logró.

Pues bien, tras una reunión sostenida entre el secretario regional ministerial de Agricultura, Gerardo Castro, y el alcaide del centro penitenciario, teniente coronel de Gendarmería de Chile Marcelo Abello, se dio inicio a la tercera etapa del proyecto, por lo que en la cita se planificó la entrega de los aportes que serán gestionados por la autoridad del Agro, que consiste principalmente en tierra de hoja e insumos varios que ayudarán significativamente a que esta iniciativa cumpla con su cometido.

Al respecto, Gerardo Castro relevó el hecho de que diversos actores se hayan sumado a este proyecto, que dentro de sus lineamientos apela a la reinserción social de un grupo de internos de buena conducta del recinto.

En la oportunidad, el seremi trasmitió al jefe de la unidad penal el mensaje de respaldo que entregó el intendente regional, Marco Antonio Díaz, a toda iniciativa que busque involucrar y no discriminar a las personas privadas de libertad. De acuerdo a lo expresado por el seremi, la máxima autoridad regional respalda el proyecto, al considerar que son los propios internos los responsables del hermoseamiento del lugar y que ese compromiso demostrará y ayudará a generar conciencia en el resto de la comunidad antofagastina sobre la importancia del cuidado y respeto con el medio ambiente, junto con instar a la población penal a que se sumen y participen de este tipo de iniciativas positivas que les ayudarán a futuro, una vez cumplida su pena, en su reinserción laboral.

Por su parte, el jefe de la unidad penal destacó que el ejemplo que entregan los internos, al comprometerse con el hermoseamiento del lugar, pueda ayudar a concientizar a la comunidad antofagastina sobre el respeto y cuidado del medio ambiente es algo que los motiva como Gendarmería.

“Efectivamente, es un hecho relevante por sí solo que los buenos actos de los internos puedan aportar para generar conciencia en el tema medio ambiental dentro de la comunidad de Antofagasta. Estamos orgullosos como institución poder continuar en la línea de este proyecto. Ya culminamos la segunda etapa y ahora comenzamos la última. Aún nos quedan muchos arbolitos que plantar y al ver el compromiso de las autoridades con esta iniciativa, que nos visiten el seremi de Agricultura o el director regional de Conaf, para nosotros como Gendarmería de Chile es gratificante, un estímulo y un aliciente que nos incentiva para continuar adelante y culminar este hermoso proyecto”, declaró Marcelo Abello.

INTERNOS     

En este sentido, uno de los cinco internos que participa en el proyecto de arborización, Juan Jasme, agradeció el haber sido considerado para ser parte de esta iniciativa. Junto con ellos instó para que este hecho sirva de ejemplo para otros penales del país.

“Al realizar las cosas desde el corazón, éstas salen bien. Para que esto se vea bonito, y que sea un proyecto que no solamente esté en esta cárcel, sino que pueda desarrollarse en muchas cárceles más en Chile, para que muchos de los que nos encontramos privados de libertad tomemos conciencia, que uno no solamente puede hacer dinero en la delincuencia. Tener otros proyectos, ponerse a trabajar la tierra, sembrar árboles, una flor, una planta, hacer jardinería, o trabajar en las chacras, trabajar en el campo, cosas así, y este proyecto de Gendarmería sirve para que esto se vea más bonito. Con el tiempo esto puede llegar a convertirse en un oasis, pero al interior de una cárcel”, relató el interno.

UN CHILENO, UN ÁRBOL

El Programa de Arborización es un compromiso presidencial presente en el Programa de Gobierno de Sebastián Piñera Echenique 2018-2022, en él se señala el reimpulso del plan de reforestación urbana, cuya meta se establece entre cinco a seis millones de árboles plantados en todo país al término de su segundo periodo al mando de la nación.

En este sentido, la iniciativa gestada entre Gendarmería y Conaf se enmarca en este plan presidencial y destaca por el impacto positivo generado por la arborización al interior de la unidad penal de alta seguridad, ubicada en el desierto más árido del mundo.

PROYECTO

La Iniciativa de arborización del centro penitenciario concesionado comenzó a forjarse cuando se produjo un acercamiento estratégico entre Gendarmería y Conaf, ésta última entidad encargada de implementar el plan de reforestación urbana del Gobierno, que en la región de Antofagasta entre el 2010 y 2018 entregó más de 250.000 árboles, distribuidos en sus nueve comunas y establecidos en sectores urbanos y periurbanos, alcanzando un estimado de 300 mil beneficiarios directos e indirectos.

“Pues bien, el proyecto, actualmente en ejecución, ha logrado sumar a diversos actores, con ello comprometer la colaboración de diversas instituciones gubernamentales y entidades privadas,  quienes de forma mancomunada y a través de diversos aportes, como lo son el financiamiento de estudios técnicos, propuesta de paisajismo, donación de sustratos e implementación de sistemas de riego, entre otros, ha permitido fortalecer algo que surgió como una buena idea y que en el tiempo ha destacado por su compromiso con el cuidado y respeto con el medio ambiente y, por sobre todo en este caso, la reinserción social de las personas privadas de libertad”, relevó Gerardo Castro.

Por su parte, el director regional de Conaf, Cristian Salas comentó que el objetivo principal del proyecto es generar espacios arbolados en un recinto desprovisto de estos.

“La iniciativa contempla la intervención de 5 sectores de la unidad penal, en las que se están disponiendo los 211 ejemplares de las especies tara, acacias, pimientos, palmeras, entre otras especies arbustivas. Pero esto cuenta con un valor agregado y que se transforma en una de las responsabilidades que como sociedad debemos entregar, que es una segunda oportunidad y la reinserción social de un grupo de internos de buena conducta de la unidad penal. Son ellos los responsables de ejecutar las actividades de plantación y mantenimiento de estas áreas verdes, labor por la cual reciben una remuneración de parte de Gendarmería de Chile y de parte nuestra la capacitación técnica, que les ayudará en su futuro una vez que salgan en libertad”, comentó el director regional de Conaf.

Al respecto, Cristian Salas informó que el proyecto presenta un 50% de avance y que se espera que a fin de 2019 los 211 ejemplares se establezcan en su totalidad al interior del centro penitenciario.

REIMPULSO Y COMPROMISO

Con el objeto de reimpulsar este proyecto de arborización, el pasado 3 de julio, en el marco del “Día del  árbol”, se realizó una jornada de plantación de la segunda etapa de este proyecto, oportunidad en la que se dispuso de 19 palmeras fénix y en la que participaron personal de Conaf, funcionarios de Gendarmería y el propio seremi de Agricultura, instancia en la que comprometió la gestión para dotar de insumos a la iniciativa.