MOP INICIARÁ SEGUNDA ETAPA DE OBRA DE CONTROL ALUVIONAL EN QUEBRADA JARDINES DEL SUR

El viernes se desarrolló la apertura de ofertas económicas del contrato.

Antofagasta, 20 julio del 2019.-IMG_6356

Mientras la primera etapa de las obras de control aluvional que se desarrollan en la quebrada Jardines del Sur de Antofagasta está en su etapa final, el Ministerio de Obras Públicas, comenzará con la segunda fase del contrato, el cual se encuentra en proceso de adjudicación tras desarrollarse con éxito la apertura de las ofertas económicas de la licitación.

 Así lo dio a conocer el seremi de Obras Públicas, Edgar Blanco, quien enfatizó que se está trabajando a paso firme con las obras de prevención ante algún evento de aluvión, siendo Uribe y Jardines del Sur las obras más adelantadas de las cuatro quebradas de Antofagasta donde se ejecutan obras (que suma Riquelme y El Toro).

 “Como nos pidió el Presidente Piñera en su visita a las quebradas, Antofagasta no puede esperar. La seguridad de las personas no puede esperar. Y ese es un compromiso que asumió nuestro Intendente Marco Antonio Díaz, poniendo énfasis en redoblar las obras aluvionales mediante el Convenio de Programación entre el Gobierno Regional y el MOP, dentro de las cuales se desarrollan estas obras que en su totalidad estarán listas a mediados del 2020”, enfatizó Blanco.

 La segunda etapa del proyecto Jardines del Sur bordea los $3.000 millones; lo que permitirá construir 50 muros estabilizadores de pendientes que tienen como objetivo reducir al mínimo la fuerza de un aluvión desde la quebrada hasta la población. Esto se suma a la primera etapa del contrato, donde se construyeron 43 muros con una inversión de 3.200 millones, cuyos trabajos se encuentran con un 99% de avance, finalizando la última semana de julio.

 El proyecto se encuentra en adjudicación y proyecta iniciar obras durante el mes de agosto, con un plazo de ejecución de 250 días corridos, finalizando el primer semestre de 2020.

 PROYECTOS

En Riquelme, la primera etapa del proyecto considera la construcción de 22 muros estabilizadores en un periodo de 190 días. Posteriormente, se realizará una segunda etapa y final, con el objetivo de revestir la quebrada Riquelme con la construcción total de 41 muros, que cumplirán la labor de estabilizar el cauce de la quebrada y restar velocidad al torrente además de contener el material destructivo que podría acarrear un aluvión en dicha quebrada.

 La tercera y última etapa de Uribe, a finalizar en septiembre de este año, considera la construcción de 8 muros estabilizadores de pendientes en un plazo de ejecución de 240 días (8 meses), para lo cual se invirtieron cerca de 1.000 millones de pesos. Con esta obra, el sector quedará dotado con un sistema 35 muros disipadores de energía además de muros laterales que encauzan el flujo aluvional.

 Por su parte, en la quebrada El Toro se considera una inversión total de $8.200 millones para la construcción de 23 pozas decantadoras y 29 muros estabilizadores.