Identifican cinco pasos frágiles al contrabando desde Chile

En las próximas semanas se prevé entregar estos nuevos puestos, los que constarán con todos los servicios y espacios para un buen desempeño de los efectivos que estarán en esas zonas fronterizas realizando los controles.

Oruro-Camiones-mercaderia-Pisiga-Chile_LRZIMA20190709_0012_3La Paz – Bolivia, 10 julio del 2019.-

El Viceministerio de Lucha Contra el Contrabando identificó cinco pasos vulnerables por donde ingresa al país mercadería ilegal desde Chile. Se prevé que con la instalación de cinco nuevos puestos militares adelantados se reduzca este ilícito en esa zona.

“Todavía somos vulnerables en el salar de Coipasa, más propiamente en Huayllas y Laqueca, por ahí están ingresando, nos están perforando. Una vez entreguemos los puestos vamos a parar eso. Otro lugar que somos vulnerables es en Pacocahua, por Julo y Carahuana que son lugares bastante accidentados (…). Otro lugar vulnerable es este sector de la Culebra, que está del Hito 25 hacia La Rivera”, informó ayer el viceministro del sector, Gonzalo Rodríguez Fernández.

Recordó que con Chile, antes de iniciar el trabajo de lucha contra el contrabando, se tenía identificado “118 puntos vulnerables o caminos ilegales de ingreso al país”, de los cuales —según Rodríguez— ya se tiene controlado más del 50% de estas rutas alternas.

Para evitar la internación de mercancía ilícita al país, el Gobierno determinó construir un total de 19 puestos militares a 50 kilómetros de la frontera con Chile de los cuales cinco ya están en operación desde principios de año con lo que se redujo la internación de mercadería ilegal al país. El 14 de febrero, el viceministro Rodríguez informó que esas infraestructuras están ubicadas en Charaña, Sepulturas (detrás del Sajama), otra a orillas del río Lauca, Macaya, y el quinto en el Hito 23.

La autoridad añadió que una vez se instalen los otros cinco fortines en Huayllas, Laqueca, Bellavista, Pisiga y Pecsa se podrá trasladar maquinaria pesada hasta esos puntos para destruir las rutas ilícitas de ingreso al país.

“Estos puestos nos van a permitir trabajar en la destrucción de caminos y evitar que entren por esta zona. Ahí ya va a llegar el tractor y vamos a destrozar esos caminos y vamos a parar (el contrabando)”, complementó.

En las próximas semanas se prevé entregar estos nuevos puestos, los que constarán con todos los servicios y espacios para un buen desempeño de los efectivos que estarán en esas zonas fronterizas realizando los controles.

Con la instalación y funcionamiento de esos puestos militares, el Gobierno tendrá el control de la parte norte y centro de la frontera con Chile. Y para reducir hasta más del 80% del contrabando se esperará edificar hasta fin de mes los otros nueve fortines restantes hacia el sur del límite con el vecino país.

Operativos. Entre el sábado y domingo, los efectivos del Comando Estratégico Operacional (CEO) decomisaron 33 vehículos de diferentes tamaños que pretendían ser ingresados al país con mercancía de contrabando por el sector de Pacocahua. Producto de ese operativo se aprehendió a siete personas, las cuales fueron remitidas ante la Fiscalía de Oruro.

“En la frontera se ha comisado alrededor de 33 vehículos entre camiones, camionetas, vagonetas, autos. La operación más grande es en el sector de Julo, entre Julo y Sepulturas donde se incautan 16 vehículos, más chicos que el (camión) Cóndor y poco más grandes que una camioneta con mercadería y todos los vehículos pequeños tenían mercadería de contrabando”.