Chile logra duplicar el consumo de Internet móvil por persona

De acuerdo a cifras de la OCDE, pasó de 3,4 GB mensual por abonado en diciembre 2017 a 6,6 GB mensual por abonado en diciembre 2018, y el país se ubica en el décimo lugar del ranking realizado por la organización. Los accesos a internet móvil crecieron 7,6% en el mismo período. El Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones está trabajando en la implementación de la red 5G, que permitirá incrementar la velocidad y estabilidad de los datos para implementar iniciativas como la telemedicina, vehículos autónomos e internet de las cosas.

Miércoles, 10 julio del 2019.-

El consumo de datos crece a gran velocidad, motivado principalmente por la digitalización que enfrentan nuestras vidas, a través de distintas aplicaciones que nos llevan a que busquemos conexión a la red a cada momento.

De acuerdo a las cifras del último reporte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), la mayor necesidad de datos queda reflejado en los números que evidencia el país en la materia, donde el consumo promedio por usuario pasando de 3,4 GB mensual en diciembre 2017 a 6,6 GB mensual por abonado en diciembre 2018, registrando un crecimiento de 97% y alcanzando el décimo lugar en ranking OCDE de consumo mensual de tráfico de datos móviles por abonado.

El informe agrega que en igual período de tiempo los accesos de internet móvil crecieron 7,6%, a la par con el promedio de los países que integran la OCDE. De esta forma el país pasó de registrar 86 conexiones móviles por cada 100 habitantes a tener 91,4 conexiones móviles cada 100 habitantes.

“La revolución digital implica que los usuarios demandarán cada vez más datos, y como Gobierno debemos generar las políticas necesarias para facilitar la transición hacia nuevas tecnologías como es el caso de la futura red 5G, para que todos los usuarios de distintas zonas del país puedan acceder a mayor y mejor conectividad”, señaló la Ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt.

Por su parte, la Subsecretaria de Telecomunicaciones, Pamela Gidi, señaló que “esta tendencia de consumo masivo de datos nos desafía como SUBTEL. Por un lado, a seguir generando las condiciones adecuadas para que los usuarios puedan optar a servicios que se adapten a sus necesidades de consumo, con buenos estándares de calidad y a bajos precios. Además, una vez desplegada la nueva red 5G, este consumo crecerá exponencialmente, por lo que de nosotros dependerá que la forma de asignación del espectro necesario para esta red sea concursado de la manera más competitiva posible, generando así beneficios para todos los usuarios, tanto en acceso, calidad y precio”.

Banda ancha fija

Distinto es el caso de las conexiones fijas. De acuerdo con el reporte de la OCDE el crecimiento de los accesos llegó a 6,3%, alcanzando una penetración de 17,3 accesos por cada 100 habitantes, muy lejos del promedio de los países de la organización que alcanzan las 30,9 conexiones por 100 habitantes.

El informe señala que estas cifras se deben al insuficiente crecimiento de esta tecnología. Este rezago se debe a un incipiente desarrollo en accesos de fibra óptica, las que en Chile representan un 21,6% del total de conexiones versus un 26% en el promedio de los países OCDE. Lo anterior es compensado positivamente con un buen desarrollo de redes híbridas de cable coaxial, que representan a diciembre de 2018 un 54,8% del total de conexiones de banda ancha fija en Chile, cifra que en la OCDE alcanza un 33,4%.

Para revertir esta situación el Gobierno trabaja en los proyectos Fibra Óptica Nacional (FON), que conectará a gran parte de las comunas del país con fibra óptica; y el proyecto Fibra Óptica Austral (FOA) que aumentará la conectividad de las regiones de Los Lagos, Aysén y Magallanes, a través de conexiones de fibra óptica, y cuyo trazado submarino fue inaugurado a fines de mayo de este año por el Presidente Piñera. Además, se realiza un trabajo con los gobiernos regionales a través de Subdere.

SUBTEL se encuentra actualmente trabajando con una misión de expertos de la OCDE con el fin de apoyar al país en políticas públicas y de regulación sectorial que aceleren el desarrollo digital de Chile.