Ariana Grande antepone su salud mental a todo lo demás en su actual gira

ariadna

Los Ángeles (EE.UU.), domingo 23 de junio de 2019

El anuncio de que Ariana Grande había añadido nuevas fechas al tramo estadounidense de su gira para ofrecer, en otros, cuatro conciertos más en Florida ha generado cierto malestar entre parte de sus fans, que consideran que su paso por Europa podría incluir más actuaciones y, por tanto, debería ser el que se ampliara.

La cantante, que se mantiene muy al día de las opiniones de sus ‘Arianators’, ha querido ofrecer ahora explicaciones al respecto a través de sus redes sociales para justificar su decisión.

“La pura verdad es que el tramo europeo va a suponer un paso muy importante para mí. Me emociona mucho y me siento muy agradecida de poder hacerlo. Pero ya que habéis estado haciendo preguntas al respecto, lo cierto es que esto es todo lo que me siento capaz de hacer por ahora y permanecer cerca de casa durante la mayor parte del tiempo es lo mejor para mi salud en este momento”, ha explicado la estrella del pop a través de su cuenta de Twitter.

Por supuesto, la mayor parte de sus seguidores han coincidido con ella en que su bienestar físico y emocional es lo más importante y le han asegurado que estarán esperándola con los brazos abiertos cuando se sienta capaz de añadir más compromisos a su agenda.

“Esto es todo por ahora. Estoy decidiendo qué hacer sobre la marcha y descubriendo qué tal funciona”, les ha prometido. “Estoy siendo cien por cien honesta. Ahora mismo estoy disfrutando mucho, pero voy poco a poco. Quién sabe qué estaremos haciendo dentro de nueve meses. Desde luego, está siendo una bendición”, ha añadido ella para dar esperanzas a sus admiradores que se han quedado sin la oportunidad de verla en directo.

Aunque Ariana no ha hecho referencia a ningún problema concreto, el pasado mes de abril sí quiso compartir en Instagram una comparativa de la resonancia magnética de un cerebro sano y otro de una persona afectada por estrés postraumático: el suyo. La cantante siempre se ha resistido a explayarse sobre la forma en que le afectó el atentado en su concierto de Mánchester en 2017, para no centrar la atención únicamente en su experiencia cuando tantas otras personas -las víctimas y sus familiares- se han visto afectadas por esa tragedia debido al estrés postraumático y lo que se conoce como el sentimiento de culpa del superviviente, pero no es ningún secreto que le marcó profundamente tanto a nivel personal como profesional y que aún está recuperándose.