Presidente Piñera y Ministro de Desarrollo Social visitan albergue: “No queremos que ningún chileno muera de frío en nuestro país”

En Estación Central, el Mandatario recorrió una parroquia que cuenta con camas, baños, comedor, alimentos y frazadas, y compartió con parte de las 100 personas que llegan diariamente hasta el refugio. El albergue forma parte del Plan Código Azul, programa que resguarda a las personas en situación de calle del frío, y que este año se aplicará en 62 comunas de 7 regiones.

Santiago, 18 junio del 2019.-

El  Presidente Sebastián Piñera visitó este domingo, junto al Ministro de Desarrollo Social y Familia, Sebastián Sichel, un refugio para personas en situación de calle en la parroquia Santa Cruz de Estación Central, en el marco de la activación del Código Azul.

El programa, que entró en operaciones el año pasado, pone en marcha un sistema de alerta cada vez que las bajas temperaturas o precipitaciones ponen en riesgo la vida o la salud de las personas en situación de calle, abriendo de inmediato diversos refugios para su resguardo.

“No queremos que ningún chileno muera de frío en nuestro país”, dijo el Presidente Piñera.

El Código Azul se aplicará este año en 62 comunas de las regiones de Valparaíso, O’Higgins, Maule, Ñuble, Biobío, La Araucanía y la Región Metropolitana.

El plan se activa con 48 horas de anticipación gracias a la revisión diaria del informe meteorológico oficial y funciona a través de dispositivos de emergencia para personas en situación de calle, el envío de alertas por parte de la comunidad, y a través de una central de atención de alertas y reportes en tiempo real.

El Código Azul busca duplicar la cobertura del Plan de Invierno Noche Digna.

“Código Azul es la respuesta de Chile para aquellos que están viviendo en situación de calle; porque si no nos preocupamos de los más vulnerables, nunca vamos a tener un país verdaderamente justo y humano”, añadió el Mandatario.

Los refugios provisorios permiten la instalación de colchones para que las personas en situación de calle pernocten en un lugar seguro. Allí se les otorga ropa de abrigo y alimentación.

Durante este 2019 se podrán atender 790 personas por día en cada uno de los refugios.