APODERADAS DEL JARDÍN INFANTIL CABALLITO DE MAR CUENTAN CON MODERNA SALA DE LACTANCIA

Espacio les permitirá amamantar a sus pequeños durante la jornada formativa de sus hijos.

Sala de lactanciaAntofagasta, 23 mayo de 2019.-

Las 52 apoderadas del Jardín Infantil Caballito de Mar dependiente de Corporación Municipal de Desarrollo Social (CMDS), cuentan desde hoy con una moderna sala de lactancia que les permitirá dar continuidad a este sistema de alimentación el que debe entregarse al bebé de forma exclusiva hasta los seis meses.

A este establecimiento ubicado en la Villa Constancia en el sector sur alto de la ciudad, asisten niños y niñas desde los 82 días de nacidos hasta los tres años 11 meses, quienes en su mayoría siguen siendo amamantados por sus madres, en especial los pequeños del nivel sala cuna.

Este espacio tuvo una inversión de diez millones de pesos, recursos que permitieron habilitar la sala, además de dotarla con un confortable sillón, lavamanos, balanza pediátrica, un infantómetro para medir la talla de los bebés, mobiliario, entre otros elementos “que contribuyen directamente a promover las condiciones requeridas por las madres para dar pecho a sus hijos”, informó la coordinadora de Educación Parvularia de CMDS, Verónica Espinoza.

La Directora del establecimiento, Sandra Pérez, calificó este lugar como un “espacio muy acogedor y además para nosotros tiene una doble funcionalidad porque además es una sala de enfermería por lo que es un lugar dedicado a nuestras mamitas porque para nosotros es fundamental que ellas sigan amamantando a sus hijos por todos los beneficios que tiene este sistema de alimentación”.

BENEFICIARIAS

Las apoderadas del establecimiento son sin duda las más felices con la inauguración de esta sala. Jacqueline Cortés es la joven madre de los mellizos Emma y Emiliano quienes tienen cinco meses y desde hace algunas semanas son alumnos del Jardín Infantil Caballito de Mar.

Para llevar a cabo una lactancia exitosa, Jacqueline ha recibido ayuda y orientación de parte de su mamá, de las matronas y enfermeras del Centro de Salud de Familiar Centro Sur y de las mismas tías del jardín, quienes se han unido para que ella continúe con la lactancia.

 “Estoy muy feliz porque esta sala es muy beneficiosa para las mamás que trabajamos y para mí es muy importante tomarme mi hora de lactancia porque quiero seguir dando pecho para fortalecer el apego en especial ahora que se me terminó mi postnatal y para poder verlos durante el día”, afirmó Jacqueline.

 Recordemos que los diez jardines infantiles vía transferencia de fondos que dependen de CMDS cuentan con la certificación JIALMA (Jardines Infantiles Amigos de la Lactancia Materna) que otorga la JUNJI, Unicef y la Comisión Nacional de Lactancia, a aquellos establecimientos que impulsan estrategias orientadas a promover y proteger la continuidad del amamantamiento en los niños de sala cuna.