Ministerio de Educación presentó los resultados del Simce 2018

La ministra de Educación, Marcela Cubillos, junto al secretario ejecutivo (s) de la Agencia de Calidad de la Educación, Juan Bravo, presentaron los Resultados Educativos 2018, que incorporan las evaluaciones Simce para los niveles de 4° y 6° básico y II medio y los Indicadores de Desarrollo Personal y Social.

whatsapp-image-2019-05-16-at-115724.jpeg__495x270_q85_crop_subsampling-2Santiago, 17 mayo del 2019.-

“Los estudiantes que se esfuerzan, que van a clases, y tienen altas expectativas muestran mejores resultados en sus aprendizajes”, con estas palabras la ministra de Educación, Marcela Cubillos dio a conocer los resultados del Simce 2018.  Esto es evidente al compararse y relacionarse los resultados del Simce con los Indicadores de Desarrollo Personal y Social que son los que aportan a la construcción de una mirada amplia de calidad, valorando aspectos no académicos y socioemocionales. “Los estudiantes que se reconocen como alguien que se esfuerza, alcanzan mejores resultados de aprendizaje: en 6° básico hasta 21 puntos más en lectura y hasta 18 puntos más en matemática”, agregó la Ministra de Educación destacando que “el sistema educacional debe valorar y reconocer el esfuerzo de los estudiantes porque tiene impacto directo en la calidad de la educación”.

La secretaria de Estado, junto al Secretario Ejecutivo (s) de la Agencia de Calidad de la Educación, Juan Bravo, presentaron los Resultados Educativos 2018, que incorporan las evaluaciones Simce para los niveles de 4° y 6° básico y II medio y los Indicadores de Desarrollo Personal y Social.

A nivel general los resultados muestran que en los últimos años no existe una variación significativa en torno a las evaluaciones educativas anteriores, sin embargo se observan avances en los niveles de aprendizaje de Lectura en 4° básico.

En esa misma línea, el Secretario Ejecutivo (s) indicó que desde el año 2014 la Agencia mide los Indicadores de Desarrollo Personal y Social, como una señal al sistema educativo sobre la importancia de las habilidades socioemocionales de los estudiantes. “Según estos resultados el grupo socioeconómico bajo destaca en los niveles de motivación escolar, mientras el grupo socioeconómico alto destaca en los niveles de ambiente seguro, hábitos alimenticios y de autocuidado”, señaló.

Resultados Simce 2018

En los resultados Simce 2018 no se aprecian diferencias significativas respecto a los últimos años.

Comprensión de Lectura

De todos los niveles existe una brecha de género favorable a las mujeres. Esto va creciendo a medida que se aumenta de nivel (8 puntos en 4° básico; 11 puntos en 6° básico y 15 puntos en II medio).

En la evaluación en 4° básico el promedio nacional fue de 271 puntos. Se observan avances en los niveles de aprendizaje con cerca de siete mil estudiantes avanzaron al nivel Adecuado en el último año.

Esta prueba muestra una brecha de 52 puntos entre el grupo socioeconómico alto y bajo, sin embargo, en la última década la brecha ha disminuido en 11 puntos.

En 6° básico, en Lectura, el promedio fue de 250 puntos, cifra que se ha mantenido estable desde 2013, cuando se comenzó con esta evaluación.

En II medio, el puntaje promedio fue de 249 puntos, mostrando estabilidad en los últimos cinco años. A pesar de esto, los grupos socioeconómicos alto y medio alto han disminuido 28 y 19 puntos, respectivamente en la última década.

Matemática

También se observan resultados estables en todos los niveles evaluados. En 4° básico promediaron 260 puntos, 251 en 6° básico y 264 en II medio. Esta prueba no muestra brechas de género significativas.

Ciencias Naturales

Tampoco existen diferencias de género y comienza a disminuir la brecha socioeconómica, lo que se explica por la caída en los resultados de los estudiantes de GSE alto.

En 6° básico los estudiantes promediaron 253 puntos, mientras que en II medio el puntaje fue de 243 puntos. En 6° básico no existen diferencias significativas en los últimos cuatro años, y en II medio se mantienen resultados más bajos en comparación al 2014.

Indicadores de Desarrollo Personal y Social

Los Indicadores de Desarrollo Personal y Social aportan a la construcción de una mirada amplia de calidad, valorando aspectos no académicos y socioemocionales. Éstos son elementos clave para la gestión educacional y contribuyen al mejoramiento de la calidad de la educación. La Agencia de Calidad evalúa desde 2014 la autoestima académica y motivación escolar; la convivencia escolar, la participación y formación ciudadana y los hábitos de vida saludable.

En motivación escolar el grupo socioeconómico (GSE) bajo destaca, tanto en básica como en media, y también obtiene mejores resultados de participación y sentido de pertinencia. Por otra parte, el GSE alto destaca en el ítem de ambiente seguro, hábitos alimenticios y de autocuidado.

En la mayoría de los indicadores no se aprecian diferencias de género, salvo en Hábitos de vida saludable, donde las mujeres de 4° básico tiene mejores resultados que los hombres.

Factores asociados al aprendizaje

A partir del análisis de los Cuestionarios de Calidad y Contexto de la Educación se identificaron factores asociados al aprendizaje y al desarrollo integral de los estudiantes.  Esta información nos entrega pistas de qué acciones de la familia y la escuela pueden aportar a la mejora de resultados educativos.

Se destacan dos factores principales que fomentan mejoras en el aprendizaje:

Valoración de la asistencia

El análisis muestra que la valoración y compromiso con la asistencia a clases se asocia a mejores resultados educativos en educación básica. La presencia de los estudiantes en la sala de clases constituye una condición clave para el desarrollo de habilidades, conocimientos y actitudes. El desafío para las familias, docentes y directivos es dotar de sentido la experiencia escolar para que los estudiantes se den cuenta que cada día que asiste a su colegio puede marcar la diferencia.

Perseverancia

Este es un atributo central en la formación socioemocional y puede considerarse como una habilidad del siglo XXI asociada a mejores resultados educativos. Se entiende como un estudiante perseverante aquel que se esfuerza por aprender, que cuando se equivoca no pierde su entusiasmo y cuya familia lo ayuda a ver los fracasos y tropiezos como un factor que facilita el aprendizaje.

La perseverancia se vincula, además, con la mentalidad de crecimiento, ya que creer que uno puede aprender cosas nuevas potencia el compromiso a perseverar ante los obstáculos que se presentan en el proceso de aprendizaje.

Los estudiantes que se reconocen como alguien que se esfuerza, alcanzan mejores resultados de aprendizaje: en 6° básico hasta 21 puntos más en lectura y hasta 18 puntos más en matemática.

Altas expectativas

Cuando padres y profesores depositan altas expectativas en los estudiantes se observan mejores resultados de aprendizaje. Por ejemplo, en Matemática 4° básico obtienen hasta 19 puntos más; en 6° básico hasta 23 puntos más y en II medio hasta 39 puntos más.El estudiante que alcanza mejores resultados de aprendizaje y desarrollo integral es aquel que tiene altas expectativas respecto a su educación y que recibe la confianza y el refuerzo positivo de su familia y de sus profesores.