Vicente Fernández y el trasplante que rechazó por temor a que fuera de un gay

pedro

México, martes 14 de mayo, 2019

“Todo lo que se ignora, se desprecia”, decía el poeta español Antonio Machado. Y pareciera que esto le viene como anillo al dedo al cantante mexicano Vicente Fernández. Tras batallar con una enfermedad que pudo costarle la vida, los médicos lograron en dos días lo que a muchos les toma meses o años: encontrar un órgano compatible para un trasplante. Pero el intérprete lo rechazó… y por una razón polémica.

“Me querían poner un hígado de otro cabrón y les dije: ‘Yo no me voy a dormir con mi mujer con el hígado de otro güey. Ni sé si era homosexual o drogadicto’”. Así lo declaró al periodista Gustavo Adolfo Infante durante un enlace en vivo desde el hogar del cantante en Guadalajara, y transmitido para el programa ‘De Primera Mano’, de Imagen Televisión.

Pero en vez de cuestionarlo sobre el juicio que acababa de decir, Gustavo Adolfo se echó a reír y continuó la entrevista. Y así, lo que comenzó como un simple enlace en vivo terminó en un fenómeno viral tras una desafortunada declaración.

Tras una vida cantando, en 2012, el también llamado ‘Charro de Huentitán’ anunció su retiro de los escenarios. La ‘Gira del Adiós’, lo mantuvo viajando durante cuatro años por todo México, Sudamérica y Estados Unidos, para un cierre colosal en el Estadio Azteca. Sin embargo, algunas de sus presentaciones fueron canceladas debido a una trombosis pulmonar.

Pero Vicente ya presentaba otros problemas de salud. “Estando en Houston me encuentran una bolita en medio de las dos vías biliares y era cáncer”, declaró en la entrevista que mantuvo Infante.

Aquí la entrevista completa:

Como puede verse en el video, Fernández comenta que rechazó el hígado que los médicos le consiguieron en un tiempo récord de dos días, y decidió abandonar el hospital. “Me vestí y me iba a salir cuando me dicen: ‘Por favor, don Vicente, váyase en la silla de ruedas, porque si le pasa algo nos cierran el hospital’. Me subí a la silla y llegando la camioneta me fui”, relató.

Su siguiente escala fue Chile, donde el intérprete se sometió a una intervención quirúrgica, sin necesidad de un órgano de alguien más y con la ayuda de un robot, aunque aseguró que la anestesia lo mantuvo delirando por siete días. Y así, un hígado sano, compatible y 100% listo para ser trasplantado, fue rechazado por Vicente por temor a que fuera de un gay.

Las declaraciones del cantante generaron polémica tanto en las redes sociales como en la opinión pública. Al punto, que su hijo Vicente Fernández Jr. tuvo que salir a hablar ante los medios.

Mi padre nunca declaró acerca de ser homofóbico, ni tener una preferencia sexual de alguna persona, lo único que dijo es que nunca iba a dormir con el hígado de otro cabrón”, relató. Además, aseguró que él mismo se hizo exámenes para ver si podía ser el donador del hígado que su padre necesitaba pues, según él, no había donantes y el proceso de espera era de mínimo siete meses.