Las hijas de Ryan Gosling y Eva Mendes creen que su padre es astronauta

eva

Hollywood (EE.UU.) domingo 21 de abril, 2019

Si los actores Eva Mendes y Ryan Gosling consiguen salirse con la suya, sus hijas Esmeralda y Amanda -ambas menores de dos años- seguirán siendo unas completas desconocidas para el gran público durante mucho tiempo.

Pese a la fama de los dos actores, su vida personal y familiar ha estado rodeada siempre de un halo de misterio por miedo, según se ha encargado de confesar ahora la guapa actriz, a que sus pequeñas se vieran absorbidas por la meca del cine y comenzaran a pensar que ese estilo de vida era normal.

“La mía era una de las muchas madres en Cuba que tenían que caminar no sé cuántas millas para recoger agua del pozo. Esa fue su realidad durante un tiempo, así que el respeto y la admiración que siento ahora hacia ella es increíble. No teníamos demasiado cuando era pequeña, pero mi madre siempre decía: ‘Por poco que sea, hay gente que está mucho peor que nosotros’. Y consiguió que yo asimilara esa realidad desde muy joven”, recuerda la intérprete en una nueva entrevista a la revista Women’s Health para justificar su miedo a que sus dos pequeñas crezcan sin apreciar todos los lujos que las rodean.

A diferencia de otros compañeros de profesión, que tratan de explicar lo antes posible a su prole en qué consiste su trabajo para ayudarles a distinguir la ficción que ellos representan frente a las cámaras de la realidad, Eva y su marido han aislado por completo a las niñas de sus carreras y, de hecho, ellas piensan por el momento que su famoso padre es astronauta tras verle en algunas de las imágenes promocionales de su película ‘El primer hombre’, sobre la llegada a la luna.

“Es algo que nos preocupa, y mucho. No solo porque formemos parte de esta industria; el componente añadido de la fama resulta aterrador cuando estás educando a niños pequeños. Intento hacer un esfuerzo para que no me vean prestando demasiada atención a lo que me pongo. Nunca me han visto prepararme para un evento ni me han visto en el trabajo. No pasa nada si alguien quiere hacer lo contrario, pero la forma en que yo consigo mantener la normalidad es impidiendo que me vean en esas situaciones. Para ellas soy sencillamente mamá. Y soy perfectamente feliz siendo solo mamá”.