15 curiosidades sobre el bebé que tendrá Meghan Markle

megan

Londres, domingo 21 de abril, 2019

Meghan Markle, la esposa del Príncipe Harry, se encuentra ya en la recta final de su embarazo. En breve los Duques de Sussex se convertirán en padres de un “bebé real” y cuando nazca se convertirá en uno de los más importantes acontecimientos del año. Pero, casi todo en torno a este nacimiento se mantiene en secreto. Sin embargo hay 15 curiosidades sobre el bebé de Meghan y Harry que ya os podemos adelantar:

  • Meghan puede recuperar la antigua tradición de las mujeres de la Familia Real británica de parir en casa. Todas las mujeres de la monarquía británica lo hicieron así hasta que Lady Di tuvo a sus hijos en el Hospital y rompió así la costumbre de dar traer al mundo a los “miembros reales” de la familia en casa. Luego Kate Middleton siguió el ejemplo de Diana, pero al parecer Meghan quiere cambiar esta opción. Se habla incluso de un parto natural y se dice que la esposa de Harry ha mandado construir una piscina portátil en la casa para la llegada de su bebé.
  • No pueden saber el sexo de su bebé hasta que nazca. Esto es debido a una antigua tradición que obliga a que el bebé sea presentado en primer lugar a la Reina. La Reina Isabel II debe ser la primera en saber si es niño o niña.
    En todo el Reino Unido se hacen por ello apuestas sobre cuál será el sexo del bebé. Por el momento, gana “por goleada” los que se inclinan a pensar que será un varón. Se apoyan en dos pistas: En primer lugar por la forma de la barriga de Meghan. Afirman que la tripa de Meghan es alargada como la propia de una embarazada de un niño. En segundo lugar, durante la fiesta del Baby Shower que Meghan celebró en Nueva York trascendió que las bolsas de regalo de algunas de sus amistades eran azules.

Foto/Gala.fr
  • Hay apuestas también sobre el nombre que elegirán los Duques de Sussex para su descendiente. Si es niña asegura que el nombre de Diana, en honor a Lady Di estará de manera única o al menos compuesta. Otros nombres de niña que tienen bastantes defensores son Alicia y Victoria. En caso de que naciera un varón, las apuestas más altas apuntan a los nombres de Charles, Arthur o James.
  • Los Duques de Sussex no tendrán la patria potestad sobre su bebé. Será la propia Reina Isabel II quien tenga la custodia legal del hijo, o hija, de Meghan y Harry. Así lo manda la tradición, pues todos los miembros nacidos en la Familia Real británica pasan a depender legalmente de la Reina. Ya le pasó lo mismo a Lady Di y el Príncipe Carlosque perdieron la potestad de sus hijos Guillermo y Harry a favor de la Reina. Y así será también con hijo o hija de Meghan. Mientras sea menor de edad, para los temas de su educación tendrán que consultar a la Reina y para sus viajes, también.
  • El bebé de Meghan será el séptimo en la sucesión al Trono. Es difícil pensar que llegue a reinar pues tiene por delante al Príncipe Carlos, a su tío Guillermo, a sus primos George, Charlotte y Louis, y a su padre el Príncipe Harry. Con su nacimiento, el Príncipe Andrés, hermano del Príncipe Carlos queda desplazado al puesto 8º en la sucesión.
    Precisamente por no estar entre los 6 primeros puestos de la sucesión al Trono, el hijo o la hija de Meghan podrá casarse libremente sin tener que pedir permiso a la Reina. Una tradición que obliga a los miembros de la Familia Real con más posibilidades de llegar al Trono a consensuar su matrimonio con la Reina de Inglaterra.
  • Será el primer miembro de birracial de la Familia Real británica. No será príncipe o princesa al nacer. Este título sólo lo obtendrá si la Reina Isabel II quiere otorgárselo y, de hacerlo, lo haría cuando ella quisiera. No tendrá apellido. El hijo o hija de Meghan utilizará un título. Probablemente si nazca niño será Duque de Dumbarton y si nace niña tendrá tratamiento de Lady Dumbarton. Aunque los Duques de Sussex pueden decantarse por despojar a su futuro vástago de todo título. Así lo hizo la Princesa Ana para intentar darles a sus hijos una “vida más normal”.
  • El primer regalo del bebé de Meghan fue un canguro. Se lo entregaron a los Duques de Sussex en su visita oficial a Australia, ya que fue allí donde dieron la noticia de que Meghan estaba embarazada.

Foto/Gala.fr
  • A pesar de que está ya todo preparado y la prensa completamente en estado de vigía, la fecha exacta del nacimiento no se sabe por motivos de seguridad. Ha trascendido que Meghan podría romper la tradición de hacer un posado con su bebé recién nacido en brazos, y junto a su marido, a las puertas del hospital o de la casa, si finalmente nace en la casa. La ex actriz norteamericana querría evitar que la vida de su hijo, o hija, empezara de una manera tan expuesta a los medios y además reivindicar una postura feminista de no tener que posar ella misma, cuando apenas acaba de dar a luz.
  • Será bautizado rápidamente. Apenas unas semanas después del nacimiento tendrá lugar su bautismo. Es lo protocolario de la tradición de la familia Real británica.
    Sus padrinos podrían unos famosos muy poco habituales en la Monarquía. Se habla nada más y nada menos que de George y Amal Clooney. Aunque también suena con fuerza el nombre de Serena Williams, la íntima amiga de Meghan.