Presidente del CPLT dice que Chile requiere avanzar en ámbitos de opacidad que aún se mantienen en el país

  • Marcelo Drago, titular del Consejo para la Transparencia (CPLT), fue consultado por la situación de la corrupción a nivel nacional comparativamente con el camino de acusaciones que llevaron a la muerte del ex presidente del Perú, Alan García, en el marco del “caso Odebrecht”.

    Pese a descartar similitudes entre ambos países, a su juicio, esto no quiere decir que nos mantengamos ajenos a este tipo de situaciones sin un trabajo permanente, y agregó que persisten “focos de opacidad” que deben abordarse como en las Fuerzas Armadas y de Orden.

Santiago, 20 abril del 2019.-

El presidente del Consejo para la Transparencia (CPLT), Marcelo Drago, se refirió esta mañana a la situación de la corrupción en Chile, a raíz del fallecimiento del ex presidente del Perú, Alan García, quien se disparó para evitar su arresto, ordenado por eventuales delitos de corrupción vinculados a la empresa Odebrecht.

Consultado por la prensa por el impacto generado por las redes de corrupción en países de América Latina y lo ocurrido en nuestro país, Drago aseguró que la situación peruana no es comparable a la chilena y señaló que aunque estas  empresas no lograron entrar en este caso, se debe trabajar a diario para mantenerse ajeno a estos esquemas de corrupción.

“La situación peruana difiere completamente de la situación chilena. Afortunadamente nuestro país no fue objeto de esta lacra latinoamericana que fue la red de corrupción que impulso Odebrecht y que fue conocida a través del caso Lavajato”, afirmó el titular de del CPLT.

Para Drago fue relevante la reacción de las instituciones nacionales: “Chile estuvo exento de la influencia de esa empresa, a pesar de que abrió oficina en el país e intentó hacer algunas cosas. Pero la propia institucionalidad la rechazó y la expulsó del sistema. Lo mismo pasó con OAS, que también desde Brasil intentó impulsar ciertos esquemas en Chile y no lo logró. Nosotros tenemos nuestros propios problemas, pero creo que como país lo hemos ido enfrentando”.

Sin embargo, reconoció que el combate contra la corrupción requiere un trabajo permanente y la implementación de nuevas acciones que apunten a superar la opacidad que se ha impuesto en algunos ámbitos, como es el caso de las Fuerzas Armadas y de Orden.

“Esto (el combate contra la corrupción) es un trabajo del día a día, tenemos que ir dando nuevos pasos; tenemos focos de opacidad todavía en el país que tenemos que abordar. La situación que vivimos en Carabineros y en las Fuerzas Armadas no ha sido abordada del modo que merece la gravedad de esa situación”, sostuvo el titular de Transparencia.

El Presidente del CPLT agregó que: “Esto nunca se acaba y la lucha contra la corrupción debe ser permanente. Sin embargo, Chile es un país que cuando enfrenta las crisis de verdad toma las medidas y tenemos que seguir ese mismo camino”.

El representante del Consejo para la Transparencia comentó que tras escándalos en materia de financiamiento irregular de la política y otras situaciones de corrupción en el Estado, en Chile se han establecido nuevas reglas, con leyes y sanciones más estrictas, lo que permitirá que ante nuevos casos se pueda castigar de manera más dura a los responsables.

“Cuando explotó la situación e financiamiento ilegal de la política, el país reformó profundamente la forma de financiar la política. Y hoy el país tiene reglas que difieren completamente a lo que podíamos ver hace cinco años atrás”, subrayó.

Ante la pregunta sobre los efectos que generan sanciones percibidas como bajas en casos emblemáticos, como en casos vinculados con delitos tributarios, el presidente del CPLT explicó que se establecieron de acuerdo a la normativa vigente hasta ese momento, pero que ahora las sanciones son más altas: “Cada caso tiene su mérito propio y hemos tomado las medidas de subir las penas en los delitos de soborno y cohecho que eran significativamente bajas en el país, y eso hoy ya se reformó”.

“Lo mismo que cuando vimos situaciones al interior del Estado. Se tomaron medidas sustantivas, se cambiaron muchas reglas, tenemos hoy sanciones mucho más severas para los delitos de cohecho y soborno, tenemos sanciones para la corrupción entre privados, tenemos responsabilidad penal de las personas jurídicas”, finalizó Drago.

Image