Lo que costará alcanzar los objetivos ecológicos: 350 euros al año por cada español

Martes, 9 abril del 2019.-

La Unión Europea parece haberse puesto muy en serio con la cuestión del cambio climático. Y más concretamente, con la emisión de gases de efecto invernadero. Por ello se han marcado unos objetivos muy ambiciosos: reducir las emisiones de estos gases en un 40% para 2030. La idea es llevar los cambios del modelo energético hasta los núcleos de las grandes ciudades.

Detrás de este objetivo ecológico, existen profundas medidas estructurales que, según alerta un estudio de Deloitte, no van a ser nada fácil ni barato llevar a cabo. Por ejemplo, sólo en Madrid, el coste aproximado para conseguir adaptarse a estos niveles de sostenibilidad será de entre 1.500 y 2.000 euros por habitante en los próximos 11 años. O lo que es lo mismo, se tendrán que invertir entre 5.000 y 6.000 millones de euros totales.

Y es que las ciudades de España concentran el 70% de la población total del país, lo que provoca que se consuma el 40% de la energía final y generen el 30% de las emisiones de gases de efecto invernadero. De hecho, algunas de las ciudades más grandes, deberán invertir hasta 4.000 euros adicionales por ciudadano hasta 2030.

El estudio destaca que entre un 60% y un 75% de la reducción de estas emisiones adicionales dependerá de cambios o sustituciones en equipos de calefacción, iluminación o sistemas de controles y en vehículos eléctricos que sustituyan los de gasolina y diésel. El resto, entre el 20% y el 30%, dependerá del cambio de hábitos de los ciudadanos.

Los expertos avisan de que no será nada fácil. Los gobiernos municipales y las alcaldías deberán dar un paso al frente y tomar la responsabilidad, adoptando nuevas políticas mucho más profundas y renovadoras que las actuales. Las medidas ya puestas en marcha no están devolviendo unos resultados tan positivos como para alcanzar los objetivos de sostenibilidad energética marcados desde Europa.

Por otro lado, el estudio afirma que todo este paquete de actuaciones, que supondrá una inversión adicional de entre 1.000 y 4.000 euros por ciudadano hasta 2030, generará un ahorro posterior de hasta 2.000 por ciudadano, gracias a los menores costes de consumo energético. Compensará así, en gran parte de las ciudades el dinero invertido.

Es decir, el esfuerzo inicial será muy grande, tanto a nivel económico como a nivel social, ya que supone un gran cambio en la mentalidad del conjunto social de España. Pero todo indica que los resultados serán muy positivos y, además de recuperar gran parte del dinero invertido, se conseguirá caminar con grandes zancadas hacia el objetivo final: alcanzar una economía sostenible y respetuosa con el medio ambiente.