Iraq e Irán crean lazos económicos, EE.UU. queda a un lado

Iraq e Irán crean lazos económicos, EE.UU. queda a un lado
Miércoles, 13 marzo del 2019.-
Al competir por la lealtad de Iraq, la geografía nos muestra que es irresistible.

Se está instando a Bagdad a tomar partido en la confrontación entre EE.UU. e Irán, que se ha convertido en uno de los puntos más importantes del Medio Oriente. El presidente Donald Trump está presionando a Iraq para que deje de comprar gas natural y electricidad a su vecino. El presidente Hassan Rouhani quiere que compre más para aliviar la carga que representan las sanciones estadounidenses.

Hasta ahora, Rouhani está ganando, ha realizado una conferencia de prensa junto a su homólogo iraquí, se dirigió a empresarios, visitó importantes santuarios musulmanes y conversó con líderes tribales. En diciembre, después de una presencia militar estadounidense de 16 años, Trump causó furor diplomático al llegar sin previo aviso en medio de la noche a una base estadounidense, hablar con las tropas y marcharse sin reunirse con altos funcionarios.

“La parte esencial del mensaje de Rouhani está dirigida a EE.UU.: Irán está en lo cierto en gran medida”, dijo Ihsan Al-Shammari, analista político iraquí. Teherán “está reforzando sus relaciones en una forma amplia para apoyar su posición política dentro de Iraq”.

Visas, comercio

Los dos países firmaron acuerdos de transporte y comercio, entre ellos uno para la construcción de un enlace ferroviario entre la ciudad iraní de Shalamcheh y el centro petrolero de Iraq en Basora. A partir del próximo mes, los vecinos retirarán los cargos de visado para los ciudadanos de cada país, informó la televisión estatal iraní Press TV. Rouhani dijo que los funcionarios planeaban aumentar el comercio bilateral a US$20.000 millones, en lugar de los actuales US$12.000 millones.

Los obstáculos a la banca entre las dos naciones también fueron eliminados, dijo el secretario de la Cámara de Comercio para Irán e Iraq, Hamid Hosseini, a la agencia estatal de noticias Tasnim. Los respectivos gobernadores de los bancos centrales firmaron un acuerdo el mes pasado para realizar pagos por el comercio de petróleo y gas a través de cuentas bancarias que no estén en dólares estadounidenses, utilizando euros y dinares iraquíes para evitar las sanciones estadounidenses.

Ofertas vagas

“Estuvimos junto a la nación iraquí en las buenas y en las malas”, dijo Rouhani en comentarios el lunes, según los medios estatales iraníes.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, visitó Iraq en enero en medio de dudas árabes sobre el compromiso de EE.UU. con su región, luego de que Trump anunciara que quería retirar tropas de Siria. Si bien esas conversaciones se centraron en temas de seguridad, Pompeo también habló sobre la reducción de la dependencia de Iraq de la energía importada que proviene principalmente de Irán.

No llegó muy lejos, parece. En una entrevista realizada en febrero en Moscú, Abdulkarim Hashim Mustafa, asesor especial del primer ministro de Iraq, aclaró la situación. “Estas son las sanciones estadounidenses y tenemos el derecho de proteger nuestros intereses nacionales”, dijo. “Siempre les decimos: somos sus amigos pero no formamos parte de sus políticas en la región”.