Salma Hayek afirma que aún se enfrenta al racismo en Hollywood: “No pueden creer que esta mexicana haya alcanzado la vida que tiene”

La actriz mexicana nominada al Oscar, Salma Hayek, reveló en una entrevista reciente que ahora las personas en la industria del entretenimiento están “aterrorizadas por equivocarse cuando hablan”, pero que aún nota que existe racismo.

salma

Hollywood (EE.UU.), lunes 11 de marzo, 2019

En el nuevo número de Town & Country, Hayek habla sobre las acusaciones de conducta sexual inapropiada que presentó contra el productor Harvey Weinstein en un artículo de 2017 para el New York Times y lo que ha sucedido desde entonces. Hayek repitió su afirmación de que Weinstein negó las acusaciones en su contra, así como las de la actriz ganadora del Oscar Lupita Nyong’o, porque son mujeres de color.

“Existe una teoría que afirma que es más fácil desacreditar a las mujeres de color”, le reveló Hayek a la revista.

Señaló que su esposo, así como los actores Antonio Banderas y su amiga Penélope Cruz, se molestaron porque no había compartido con ellos su historia sobre Weinstein antes de que la hiciera pública.

Cuando el entrevistador le preguntó a Hayek si había experimentado “otros incidentes manifiestos de racismo en la industria”, ella respondió, “millones”.

Uno de los ejemplos que Hayek citó: “Muchas personas están muy sorprendidas de que me haya casado con quien me casé”, dijo refiriéndose a su esposo multimillonario, Francois-Henri Pinault, presidente y director ejecutivo de la empresa Hering, que incluye marcas como Yves Saint Laurent y Gucci. “Y ahora algunas personas se sienten incluso intimidadas por mí. Pero es otra forma de mostrar el racismo. No pueden creer que esta mexicana haya alcanzado la vida que tiene y se sienten incómodas a mi alrededor”.

El próximo proyecto de Hayek es una película de suspense que se estrenará este mes, The Hummingbird Project, con Jesse Eisenberg y Alexander Skarsgard, en la que interpreta el papel de una magnate del comercio impetuosa que no se detendrá ante nada para conseguir lo que quiere. Al inicio, su papel fue escrito para ser interpretado por un hombre.

Este tipo de roles interesantes son “raros”, afirmó Hayek. “Y si eres mexicano prácticamente no existen”.