Colombia prohíbe la entrada a 200 venezolanos, Nicolás Maduro incluido

colombia

Colombia, viernes 01 de febrero, 2019

El Gobierno de Iván Duque sigue apretando las tuercas a la dictadura chavista. Ayer cerró las puertas a 200 altos cargos venezolanos, empezando por Nicolás Maduro y Diosdado Cabello.

El primero en sufrir en sus propias carnes la medida fue Ronald Alexander Ramírez, a quien Maduro había nombrado 24 horas antes presidente de la empresa pública venezolana Monómeros S.A. aterrizó en un avión privado en Barranquilla, donde se encuentra la sede principal de la compañía en suelo colombiano, y funcionarios de Migración Colombia le informaron que tenía prohibido el ingreso, por lo que tuvo que regresar de inmediato a Caracas.

Además de Ramírez, en los registros figura que tampoco podrán acceder Cilia Flores, esposa de Maduro y una ficha clave del régimen, la vicepresidenta Delcy Rodríguez, Gabriela Chávez, hija del difunto coronel, así como varios ministros y generales.

“La decisión, soberana y discrecional, forma parte de las medidas tomadas por el Grupo de Lima, al que Colombia pertenece y que busca una salida pacífica a la crisis en Venezuela”, informó Christian Krüger, director general de Migración Colombia.

Para Francisco Santos, embajador de Colombia en Washington, que se encuentra en Bogotá estos días, “todos los pasos dados suponen un triunfo sin precedentes de la diplomacia. Nunca antes se habían puesto de acuerdo catorce países latinoamericanos -los que forman parte del Grupo de Lima- para adoptar este tipo de decisiones destinadas a recobrar la democracia perdida en un país hermano”.

Considera que fueron las caravanas de migrantes venezolanos las que despertaron al mundo y desnudaron la dictadura. “También la problemática que supone que en Perú haya 600.000 venezolanos, unos 200.000 en Ecuador, aquí ya vamos por 1.200.000, sin mencionar los miles que acogieron Argentina y Chile”, dice.

Francisco Santos explica que, al no contar con leyes que permitan adoptar medidas más duras, comienzan con las administrativas, más rápidas de aplicar, como la de prohibir el ingreso de esos 200, cifra que pueden incrementar o recortar más adelante, conforme evoluciones los acontecimientos.

“El liderazgo que ha asumido Duque en el Grupo de Lima, ha dinamizado las acciones contra el régimen chavista. Su papel ha sido determinante porque considera que, para Colombia, el retorno a la democracia en Venezuela es esencial, y así lo ha sostenido desde que era senador”.

Este diario ha podido saber que las autoridades financieras colombianas están investigando los fondos que pueden estar blanqueando en Colombia los dirigentes chavistas, con el fin de seguirles el rastro e incautarlos cuando sea posible.

Al mismo tiempo que cierra la frontera a determinadas personas, Iván Duque abre su país a los diplomáticos nombrados por la Asamblea que preside Juan Guaidó. La próxima semana llegará a Bogotá como nuevo embajador, Humberto Calderón,veterano político de 77 años, exiliado en Madrid, que presidió PVDSA en el pasado, ocupó diferentes carteras ministeriales y fue un activo opositor en los primeros años del mandato de Hugo Chávez.

Su misión inicial será la de asistir al millón de venezolanos que emigraron a Colombia huyendo del hambre con fondos de la comunidad internacional. En un principio, trabajará de la mano del Gobierno colombiano hasta instalarse en una sede propia.