Irán: cinco heridos de bala en la represión del tercer día de protestas contra el gobierno

Este sábado hubo grandes manifestaciones en todo el país contra la suba de los precios y la política del gobierno de Hasan Rohani. La cadena CNN reportó violentos incidentes en la ciudad de Dorud.
Iranians chant slogans as they march in support of the government near the Imam Khomeini grand mosque in the capital Tehran on December 30, 2017. Tens of thousands of regime supporters marched in cities across Iran in a show of strength for the regime after two days of angry protests directed against the country's religious rulers.  / AFP PHOTO / TASNIM NEWS / HAMED MALEKPOUR

Irán, domingo 31 de diciembre, 2017

El Gobierno de Irán pidió a sus ciudadanos que eviten participar en manifestaciones no autorizadas, después de tres días de protestas en contra de la subida de los precios y la corrupción.

Este sábado, por tercer día consecutivo, continuaron las protestas contra las políticas del gobierno, en diferentes ciudades del país, donde cientos de personas salieron a la calle y corearon lemas contra el gobierno y el sistema de la República Islámica de Irán.

Durante las manifestaciones en Dorud, en la provincia de Lorestán (oeste de Irán), una turba asaltó la oficina del gobernador y le prendió fuego. Los movilizados fueron atacados y cinco personas recibieron disparos, dijo la fuente.

en el centro de la capital iraní, en la avenida Enghelab, los asistentes a las protestas que coreaban lemas contra las autoridades del país fueron dispersados por la policía. Tres estudiantes de la universidad de Teherán fueron detenidos.

El Ministerio iraní del Interior recordó el sábado la prohibición de llevar a cabo manifestaciones y protestas no autorizadas, como corresponde a las de estos días, ninguna de las cuales ha sido autorizada, según dijo el titular de dicho departamento, Abdolreza Rahmaní Fazlí.

La nueva ley de delitos políticos iraní, aprobada el pasado enero, penaliza cualquier manifestación considerada “contraria a la gestión del país y sus instituciones políticas y a las políticas nacionales y exteriores”.

“Pedimos al pueblo que no asista a las concentraciones ilegales, si tienen la intención de manifestarse, hagan una solicitud y esta será revisada“, manifestó el ministro, según la agencia de noticias iraní, ISNA.

Las protestas fueron duramente reprimidas por el gobierno iraní (AFP PHOTO / STR)

Las protestas fueron duramente reprimidas por el gobierno iraní (AFP PHOTO / STR)

El ministro del Interior explicó que han recibido informes sobre convocatorias de manifestaciones hechas en las redes sociales y subrayó que “estas reuniones son ilegales”.

Asimismo en la ciudad de Shahre Kord, en el centro de Irán, esta mañana siguieron las protestas, según dijo el miembro de un partido político y habitante de la ciudad a Efe que pidió el anonimato.

“La gente gritaba eslóganes contra el régimen”, indicó la fuente, que precisó que el motivo de las manifestaciones es “el descontento de la población con la situación económica y no tiene que ver con ningún partido especifico”.

El ministerio iraní de Asuntos Exteriores criticó el sábado la intervención de EEUU en sus asuntos internos, en reacción al apoyo del presidente estadounidense, Donald Trump, a las manifestaciones.

Trump publicó el sábado un mensaje en su cuenta de Twitter, en el que pedía al gobierno de Irán respetar el derecho del pueblo “a expresarse” y advirtió de que “el mundo está viendo”, al tiempo que volvió a acusar a las autoridades iraníes de corrupción y de financiar el terrorismo en el extranjero.

Por otra parte, miles de personas, según la agencia oficial iraní, IRNA, se congregaron en Teherán y en diversas ciudades del país en apoyo del régimen, una actividad iniciada en 2009 en respuesta a las movilizaciones llevadas a cabo entonces por el conocido como movimiento verde.

Los participantes gritaron los habituales lemas de “muerte a Estados Unidos, muerte a Israel”, “Si el líder (en alusión al líder supremo iraní, Alí Khamenei) nos da la orden, sacrificamos nuestra vida por él”, informaron  medios locales.

Las protestas contra la situación económica del país comenzaron el jueves en la ciudad de Mashad, y de extendieron por las ciudades de Neyshabur, Kamshmar, Shahrud, Kermanshah, Rasht, Orumie e Isfahan entre otras, según las imágenes difundidas por las redes sociales.

View image on Twitter

Los manifestantes corean “Independencia, libertad, república iraní”, según muestran las imágenes difundidas en canales de la red social de Telegram.

Asimismo, los manifestantes corearon lemas y jaculatorias en sufragio por el alma del sha Reza Pahleví, derrocado en 1979 por la Revolución Islámica que encabezó el ayatolá Jomeini.

También hubo protestas contra el gobierno de Irán en la universidad (AFP PHOTO / STR)

También hubo protestas contra el gobierno de Irán en la universidad (AFP PHOTO / STR)

Los manifestantes expresaron su desprecio por la vida acomodada del clero iraní, al que acusan de no empatizar con los problemas reales de la sociedad.

“La nación es un mendigo, mientras los clérigos viven como Dios“, gritaban.

Igualmente, expresaron su rechazo al gasto que destina el régimen iraní a algunos países de la región mientras la población pasa por dificultades económicas: “Ni Gaza ni Líbano, mi vida la sacrifico por Irán”.

Este lema creo que fue coreado también en el primer día de las protestas en Mashad, fue criticado por el representante directo del líder supremo en Mashad, el ayatolá Ahmad Alamolhoda, quien lo calificó “un lema desviado”.

Las protestas contra el presidente de Irán, Hasan Rohani, se han incrementado en las ultimas semanas, sobre todo después de que a principios de diciembre presentó los presupuestos para 2018.

Con información de EFE