Taller AIA puso en valor propiedad intelectual y estrategias de protección.

Profesionales de INAPI entregaron herramientas y conocimientos prácticos para la identificación de activos intangibles en las empresas y el incentivo en su resguardo. 

DSC_4169Antofagasta, 7 diciembre del 2017.-

“Todo lo desconocía. La jornada me ha servido bastante, hemos visto varios temas para ayudar a proteger, por ejemplo, una marca”, precisó un conforme Sergio González, gerente comercial de Dikam Ingeniería y Servicios, empresa local de electricidad, automatización y control, tras el taller “Propiedad Intelectual y Estrategias de Protección”, organizado por la Asociación de Industriales de Antofagasta, AIA, y el Programa de Innovación Abierta en Minería, Expande.

Durante la jornada, profesionales del Instituto Nacional de Propiedad Intelectual, (INAPI), del Ministerio de Economía, expusieron sobre introducción  al derecho de autor, patentes, modelos de utilidad, secreto industrial, diseños y marcas comerciales. Asimismo, los especialistas realizaron un ejercicio práctico, junto a los participantes.

En este sentido, para el químico en I+D de Bejos SPA, Julio Urzúa, otro de los asistentes a la actividad, el balance, también, fue positivo.  “Considero que el apoyo que ofrece INAPI, en la región, junto con promover la descentralización, aumenta el desarrollo de las empresas, de manera sostenible, al motivarlas a la investigación y progreso, mediante la protección de sus invenciones, convirtiéndolas en un activo importante”, expresó el profesional.

Organizadores

Fernando Cortez, gerente general de la AIA, indicó que “en la medida que las empresas fortalecen su capacidad de desarrollo tecnológico e innovación, aparece como algo necesario y una oportunidad- para ellos- el patentamiento y la protección de esa propiedad. Asimismo, en la misma medida que eso ocurre estas empresas se fortalecen y su proyección de negocio es tremenda”.

En tanto, Maximiliano Santa Cruz, director nacional de INAPI, manifestó que “si usted está creando, innovando, generando conocimiento y no lo protege, muy probablemente, le será  difícil vender esa idea, buscar inversionistas, entre otros, porque nadie debería invertir en algo que no está protegido”.

Expositores

Los encargados de dar vida a la jornada fueron el máster en derecho de empresa y profesional de la Subdirección de Transferencia del Conocimiento, INAPI, Sebastián Farías, y la también experta del área, máster en propiedad intelectual, Isidora Insunza, quien expresó que “la idea es que los proveedores se vayan con ese  input: hagan un catastro de todas las cosas que realizan y sean conscientes que se pueden proteger con el fin de presentar solicitudes y que transformen esto en un activo que puedan incorporar en su cartera, el cual es transable y tiene un valor comercial”.

Finalmente, expertos coinciden en que la propiedad intelectual y patentamiento industrial aún son “tareas pendientes” en Chile, señalando que si bien somos un país y región, particularmente, innovadores, no se llega en gran medida a INAPI, no accediendo a los beneficios del sistema, los cuales agregan valor a los productos, servicios y métodos de las empresas.