Subsecretaria Alarcón y fallo de Contraloría que confirmó reducción artificial de listas de espera: “Esta administración se encontró con más de un millón seiscientas mil consultas en espera”

La autoridad de Salud afirmó que “este dictamen de Contraloría lo que señala es que durante la administración anterior hubo un fraude en la atención de los pacientes que estaban en lista de espera no AUGE”.

SUBSECRETARIA_ALARCON_25_08_2017Santiago, 8 de diciembre de 2017.- 

La Subsecretaria de Redes Asistenciales, Gisela Alarcón, se refirió al fallo de la Contraloría General de la República que confirmó que las listas de espera fueron reducidas de manera artificial en el Hospital San José de Santiago.

Según lo constata el fallo, al centro asistencial de Clínica/Políclinico Maruri eran derivados pacientes del Hospital San José que figuraban en listas de espera, supuestamente para recibir atención especializada. Pero, como lo comprobó la Contraloría, eso no ocurría, ya que “en la realidad dichos facultativos sólo contaban con la cualificación de médicos generales sin especialidad”.

“Este dictamen de Contraloría lo que señala es que durante la administración anterior, hubo un fraude en el egreso de la lista de pacientes no AUGE que estaban en espera por una consulta. Está sancionando con destitución a dos funcionarios y de eso nos preocuparemos ahora”, explicó la Subsecretaria Alarcón.

La autoridad subrayó que “tal como lo hemos señalado en reiteradas oportunidades, esta administración se encontró con más de un millón seiscientas mil consultas en espera para poder ser atendidos por un especialista o por una intervención quirúrgica. Estas listas de espera no habían sido transparentadas durante el gobierno anterior y nosotros tuvimos el coraje y la valentía de transmitirlas a la ciudadanía”.

El documento de la Contraloría establece que al retardar la real solución de las enfermedades de los pacientes, “se afectó a una población que alcanzó un universo aproximado de 30 mil pacientes usuarios, muchos de los cuales debieron ser nuevamente atendidos por no encontrarse resuelta su patología”.

Asimismo, la investigación de Contraloría determinó una serie de irregularidades administrativas relacionadas con la contratación y los pagos al contingente médico que trabajó en Maruri, dándose curso al pago de honorarios “sin contar con comprobantes de egresos, careciendo de los documentos que acreditaran la efectiva realización de los servicios encomendados a los médicos contratados, los que además no cumplieron debidamente con sus convenios”.

Gestión de los Tiempos de Espera
“La transparencia en el enfrentamiento de las listas de espera y la honradez de esta administración, han sido fundamentales para poder seguir trabajando en la disminución de tiempos de espera”, sostuvo la Subsecretaria Alarcón.

Cabe señalar que el Ministerio de Salud, a fines del año 2014, generó un “Plan Nacional de Tiempos de Espera”, perfeccionando el sistema de registro de atención, resolviendo la lista de espera con mayor antigüedad e instalando procesos de integración de red y de continuidad de la atención, avanzando en estrategias como telemedicina y rondas médicas programadas.

Al asumir el Gobierno, en marzo del año 2014, la lista de espera por una consulta nueva de especialidad era de 1.562.295 personas. De ellos, el 48% esperaba una atención por más de dos años.

En el caso de las intervenciones quirúrgicas, en marzo del año 2014 había 194.938 personas en lista de espera, de las cuales el 50% esperaba más de dos años por una atención.

Durante este Gobierno se ha reducido el tiempo de espera para una Consulta Nueva de Especialidad (CNE) en 159 días promedio; y en 72 días para una Intervención Quirúrgica. Asimismo, se han egresado más de 7 millones de personas de la lista de espera por consulta de especialidad y más de 700 mil personas de la lista de espera por intervenciones quirúrgicas, donde el 80% son egresos clínicos.

“Lo importante es señalar que hemos logrado disminuir nuestros tiempos de espera, y sabemos que todavía no es suficiente y seguiremos trabajando en ello, no solamente mejorando el sistema informático, sino también estableciendo prioridades de acuerdo al algoritmo de urgencia, tiempos aceptables de espera y también con un portal ciudadano que nos permita contactarnos de mejor forma con las personas que siguen esperando por una atención no AUGE”, concluyó Alarcón.