En Calama condenan a 8 años a autor de homicidio frustrado en contexto de violencia intra familiar

juicio calama 1 copiaCalama, 01 junio del 2017.-

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Calama condenó a Raimundo Jiménez Cortés a la pena efectiva de 8 años de presidio como autor del delito de homicidio simple en grado de frustrado encontra de  Santiago Rivera Videla y a 541 días por lesiones menos graves en contra de su esposa Elizabeth Orellana Orellana, hechos ocurridos el 21 de enero del 2016 en la ciudad.

El tribunal – integrado por  los jueces Danilo Andueza, Marco Escobar y Raúl Baldomino- determinó más allá de toda duda razonable que el 21 de enero, el condenado atacó a “Elizabeth Orellana Orellana, luego de que ésta le informara que no volvería con él porque ahora estaba conviviendo con Santiago Rivera Videla, con una cuchilla del tipo carnicero , de doce centímetros  de hoja, ocasionándole dos cortes abdominales  (…) y un puntazo en el esternón que le dejó una marca pero que no le cortó ni penetró, lesiones claramente de menor entidad y que reflejan una conducta destinada solo a lesionar o cortar a la víctima pero jamas destinada a matarla”.

“A juicio de estos sentenciadores, la prueba de cargo ha sido insuficiente para probar esta circusntancia, el carácter mortal de las heridas provocadas a la víctima, motivo por el cual no es posible tener por configurado el elemento básico en la conducta típica del parricidio, sin el cual no se admite la posibilidad de su configuración ni aún a título de tentativa debiendo recalificarse jurídicamente esta conducta deataque con arma blanca”.

En cuanto al delito contra Santiago Rivera, los jueces estiman que “Interviene para protegerla y una vez que ella escapa del alcance del atacador, éste se dirige en su contra con la intención de matarlo. Lo persigue por la calle, lo apuñala, lo hace caer y luego se abalanza en su contra propinándole una serie de cortes con el cuchillo carnicero queportaba, solo deteniéndose ante la intervención de trabajadores”.

El tribunal, además de la condena de 541 días por lesiones menos grave en contexto de violencia intrafamiliar, determinó para Jiménez la pena accesoria de prohibición de acercamiento a la víctima ( domicilio, lugar de trabajo, estudio ) por un lapso de dos años.

Los magistrados no concedieron penas sustitutivas, por lo que deberá cumplir la sentencia en forma efectiva y se ordenó incorporar su huella  genética en el Registro de Condenados.