Diputada Hernando solicitó a Contraloría resultado de sumario por paralización de obras de Nuevo Hospital de Calama

Medida administrativa busca conocer si hubo responsabilidades de las autoridades a cargo durante el gobierno del Presidente Sebastián Piñera.

recorrido-obras-hospital-de-calama-13-copiaDomingo 14 enero del 2017.-

Fue a través de un oficio parlamentario dirigido a la Contraloría General de la República que la diputada Marcela Hernando (PR) mostró su preocupación por la tardanza del sumario instruido por la institución para determinar responsabilidades administrativas en el proceso de construcción del Nuevo Hospital de Calama. La investigación, ordenada tras el trabajo de la Comisión Investigadora de Inversión Hospitalaria de la Cámara Baja, en la cual Hernando participó, y luego de un sumario interno del Servicio de Salud de Antofagasta (SSA), se relaciona a la evidencia de pagos de servicios no efectuados debidamente en su momento y al desembolso de dineros asociados a una cuenta destinada a otros efectos.

Demora

La congresista antofagastina y miembro titular de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, recordó que fue el propio SSA el que comenzó una investigación tras las denunciadas hechas a las instalaciones del recinto. Dichos antecedentes fueron luego traspasados a la Contraloría General de la República, iniciando un sumario que aún no precisa resultados.

“Esto afecta un período en el cual se encontraban la directora del Servicio de Salud anterior, la Sra. Rina Cares Pinochet, y el Subsecretario de Redes Asistenciales de la época, Don Luis Castillo, y esto a mí me parece que es tremendamente grave. Tampoco me parece bien que la Contraloría se demore tanto en terminar un sumario que ya se supone que estaba avanzado por el Servicio de Salud”, declaró la médico cirujano.

Denuncia

Entre los informes revelados por el abogado del SSA, Marcos Bastías, se definía un patrón de irregularidades que tiene su origen en el año 2012, en la Subsecretaría de Redes Asistenciales del Ministerio de Salud, durante la administración del ex Subsecretario Dr. Luis Castillo, lo que podría ser constitutivo de “malversación de fondos públicos” a juicio de la legisladora.

Al respecto, Hernando explicó la exigencia actual sobre el nuevo Hospital de Calama: “Cuando se terminó el contrato con la empresa Comsa-Pilasi (2013), que dejó el Hospital de Calama abandonado por más de dos años, ese término de contrato y también la fiscalización hecha por la Contraloría, identificó pagos en exceso por partidas que no se habían ejecutado y que, además, significaron que el Servicio de Salud recurriera a recursos que no correspondían a esas partidas y utilizó –por lo tanto- dineros destinados a otros recursos. Respecto de esos sumarios, estamos pidiendo cuál es el resultado final”, exigió la congresista.

Costos

En diciembre de 2015, se retomaron las obras para terminar el nuevo hospital, con la presencia de la Ministra de Salud, Carmen Castillo. Sin embargo, la extendida paralización, de dos años, significó efectos tanto en los plazos programados como en la inversión de la obra. La obra, que en un principio se proyectó a un costo de $31 mil millones demandó durante el periodo 2015-2016 pagos de $36 mil millones bordeando avances del 70%. Según lo calculado por el SSA, construir el 30% restante del edificio demandará otros $40 mil millones, por lo que la obra costará más del doble de lo programado.

La fecha de término de los trabajos estaba fijada inicialmente para 2013 y, con la nueva licitación, se espera que concluya a mediados del presente año, es decir, 4 años más tarde. El retraso, además, ha obligado a adoptar medidas de alto costo para paliar el déficit de infraestructura: el arriendo de una clínica a $80 millones mensuales para responder a la demanda de la comunidad.

Cronología

El recinto empezó a construirse el año 2010 con fecha de término para el 2012. A mediados del 2013, y luego de que la empresa encargada de la construcción del nuevo hospital de Calama, Comsa-Pilasi, abandonara sus labores, el Servicio de Salud de Antofagasta (SSA) intentó poner término anticipado al contrato con la firma; tras detectar irregularidades entre los avances de la obra y los pagos efectuados por el SSA, lo que fue denunciado a la fiscalía. Posteriormente, los incumplimientos y atrasos fueron evidenciados también por la Contraloría Regional.

En julio de 2014, la diputada Hernando, solicitó en la Comisión Investigadora de Inversión Hospitalaria una carpeta especial con los antecedentes emanados de dicha instancia con la participación de personeros del Servicio de Salud de Antofagasta (SSA).