Investigadora UA es parte de selecto grupo de científicos en Norovirus

mlay-2-copiaAntofagasta 6 octubre del 2016.-

Cada día la inocuidad alimentaria tiene más importancia tanto en Chile como en el extranjero, debido a la necesidad de asegurar una adecuada protección a los consumidores y su incidencia en el mercado de los productos agropecuarios.

Dentro de este contexto, la Dra. Margartita Lay del Departamento de Biotecnología de la Facultad de Ciencias del Mar y Recursos Biológicos de la Universidad de Antofagasta fue recientemente invitada a ser parte de un selecto Grupo de Especialistas en Norovirus, que es un patógeno que afecta a muchos productos alimenticios, causando graves daños a la salud humana y al comercio internacional.

Se trata del Grupo de Especialistas de Norovirus de la Agencia Chilena para la Inocuidad y Calidad Alimentaria (ACHIPIA) del Ministerio de Agricultura. Para conocer más sobre su trabajo en este grupo, sostuvimos la siguiente conversación con esta especialista.

¿Qué importancia tiene la inocuidad alimentaria en la actualidad?

Tiene una relevancia connotada a nivel nacional e internacional, dado que permite asegurar niveles adecuados de protección al consumidor y porque contribuye a la competitividad del sector agropecuario y alimentario. De esta forma, es altamente relevante contar con alimentos seguros y saludables, tarea que vincula a todos los actores: consumidores informados, industria alimentaria responsable, productores capacitados, instituciones de fomento productivo que incorporen la inocuidad alimentaria y la calidad en sus programas e instrumentos, y científicos que generen conocimiento e investigación, lo cual permita apoyar el desarrollo de nuevas normativas y mejores procedimientos.

¿Se está desarrollando esta área científica en la Universidad de Antofagasta?

En cuanto a la inocuidad de alimentos, que tiene como objetivo prevenir la contaminación por virus entéricos en las berries, recientemente presentamos un proyecto, con el apoyo de ACHIPIA y en colaboración con la empresa exportadora de frutas, COMFRUT,  titulado: “Implementación de un sistema novedoso para determinar si berries están libres de Norovirus y virus de la hepatitis A infecciosos en PyMEs productoras”.

También estamos trabajando en otros proyectos relacionados con los Norovirus, tanto a nivel de ciencia básica, como también aplicada.

¿Qué potencialidades tiene nuestra región para desarrollar investigaciones en este sentido?

Tenemos mucho potencial para realizar estudios de este tipo. Hasta el momento, no se había desarrollado investigaciones en nuestra región respecto a la inocuidad de alimentos y agua que prevenga la contaminación por Norovirus. Sin embargo, esto es muy necesario, especialmente al tener como antecedente que en marzo del 2010, hubo un masivo brote epidémico de gastroenteritis en Antofagasta asociado a infecciones por este virus.

¿El laboratorio que dirige está preparado para estos desafíos?

Nuestro laboratorio cuenta con todo el Know-How para desarrollar diferentes líneas de investigación relacionadas con este tema, con aplicaciones biotecnológicas que puedan suplir la necesidad en prevenir enfermedades por contaminación de este virus y otros agentes infecciosos en alimentos y agua.

Mi tesis de doctorado la realicé con una de las más connotadas científicas, a nivel mundial, en el área de los Norovirus, la Dra. Mary Estes, en Baylor College of Medicine, Houston, Texas, USA y anteriormente participé en el descubrimiento del murine norovirus, por lo que tengo una vasta experiencia en realizar investigaciones con estos virus. Ahora en Octubre, fui invitada a asistir, como académica de la UA, al 6th International Calicivirus Conference, en la cual todos los especialistas en Norovirus, que pertenecen a la familia de los Calicivirus, alrededor del mundo se reúnen cada tres años y que en esta oportunidad será realizada en Savannah, Giorgia, USA. Por otro lado, como miembro del Grupo de Especialistas de Norovirus de ACHIPIA, se nos da la oportunidad de poder capacitar a miembros de mi laboratorio, en cursos especializados para la detección de Norovirus y otros virus entéricos, como el que se va a realizar este mes, en el Instituto de Salud Pública en Santiago, titulado: “Toma de muestra y ultrafiltración tangencial para detección de enterovirus en agua”. Estas capacitaciones nos serán de mucha utilidad para el desarrollo de diferentes proyectos, relacionados a estos virus y la inocuidad de alimentos y agua en esta Región y otras regiones del país.

¿Chile cuenta actualmente con normas claras respecto a la inocuidad?

Sí. Nuestro país cuenta con un sistema normativo que abarca toda la cadena alimentaria, desde el campo hasta la mesa. Actualmente existe una diversidad normativa importante que aplican los correspondientes servicios de control, como el Ministerio de Salud, Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (SERNAPESCA) y Servicio Agrícola y Ganadero (SAG).

Asimismo, estos instrumentos de regulación están alineados con las recomendaciones internacionales en cuanto al control de alimentos, siendo constantemente actualizadas. Cabe destacar que Chile se encuentra muy bien catalogado como país productor y exportador de alimentos inocuos, así como también no sufre de episodios catastróficos relacionados a la salud pública debido a enfermedades transmitidas por los alimentos.